SaxRules.com Juan Diego Sáez

Hoy voy a entrevistar a mi compañero del aula de enfrente a la mía en el Conservatorio, un saxofonista de Fernan Núñez (Córdoba) que con solo 24 años ha aprobado las oposiciones a profesor de saxofón en Andalucía y que ha elegido el camino del flamenco para expresarse en los escenarios.

Hoy, SaxRules.com Juan Diego Sáez:

SaxRules: Háblanos de tus inicios en la música.

Juan Diego: Antes de todo Rafa, me gustaría agradecerte la oportunidad que nos das a los saxofonistas de mostrar nuestro trabajo en tu web. Haces una labor de gran calidad e imagino el enorme esfuerzo en trabajo y tiempo que ello conlleva, solo puedo decir: BRAVO.

Mi afición a la música y al saxofón están totalmente ligados a mi hermano y a la Banda de música del “Círculo Cultural Calíope” de Fernán Núñez. Mi hermano, doce años mayor que yo y un referente para mí en muchos aspectos, tocaba el saxofón en la banda y yo quise seguir sus pasos. Por ello, comencé en la escuela de música de mi pueblo con 6 o 7 años estudiando solamente solfeo. Quiero resaltar el gran trabajo que se venía haciendo en la banda y escuela de música, con una trayectoria de más de 20 años donde ya había una buena cantidad de profesionales de la música fruto de este buen hacer. Recuerdo de pequeño ir a ver ensayos de la banda y ver profesores de conservatorio, gente que estudiaba en el conservatorio profesional, en el superior, etc. eran como ídolos para los niños y niñas que comenzábamos. El germen y tradición musical que se había conseguido crear gracias a ello eran una base estupenda para continuar ampliando cantera de músicos en Fernán Núñez.

Así, en el año 2000 me inscribí en el Conservatorio Elemental de Música “Isaac Albeniz” de Cabra en la especialidad de saxofón para continuar los estudios profesionales en el Conservatorio Profesional “Maestro Chicano Muñoz” de Lucena, finalizándolos con matrícula de honor. Tuve la increíble suerte de estudiar durante todos esos años con D. Antonio Mata Moral, al cual es difícil agradecer con palabras todos los años de aprendizaje musical y personal bajo su tutela. Un profesional enorme que se desvive por su alumnado y que, resumiendo, tuvo una importancia fundamental en mi desarrollo artístico y humano.

SaxRules: Cómo surge la idea de ir a estudiar a Jaén y posteriormente a Córdoba para hacer el Superior.

Juan Diego: Sondeando las posibilidades de los distintos conservatorios superiores en Andalucía, me gustaba el aula de saxofón que se estaba creando en Jaén, con D. Sergio Albacete, D. Pelayo Sánchez y D. Andrés Gomis como profesor especialista. El primer año fue realmente increíble, éramos muy poquitos alumnos para todo el profesorado que había y dábamos una gran cantidad de clases. Mi tutor ese año fue Sergio Albacete con el que daba la clase individual cada semana además de acompañarnos en las clases de repertorio, con nada más y nada menos que D. Santiago Báez, ¡todo un lujo de clases! Además de esto, cada dos semanas hacíamos jueves y viernes intensivos (clase individual, cámara, ensemble, audiciones comentadas, repertorio con pianista, etc.) con Andrés, una persona que me marcó profundamente pese a solo estudiar un año con él, lo considero un verdadero sabio del saxofón y su pedagogía.

Además, todos el profesorado y el alumnado estaba presente en estos jueves y viernes de manera continuada, por lo que realmente tenías una cantidad de medios, herramientas, motivación, etc., espectaculares.

Al año siguiente y por distintos motivos hubo cambios inesperados en el profesorado y tampoco sería Andrés el profesor especialista. En este segundo año di clase con D. Javier Alberca del que guardo un recuerdo muy positivo como profesor y con el que me une una bonita amistad a partir de entonces. Los dos años siguientes me trasladé al C.S.M. “Rafael Orozco” de Córdoba a dar clase con D. Álvaro Ariza ya que me habían trasladado opiniones muy positivas sobre él. Aprendí mucho en sus clases a nivel técnico-musical y realmente puedo decir que se volcó en todo momento conmigo y por supuesto, con todo su alumnado. Solo tengo palabras positivas de mi experiencia como alumno suyo, es alguien que se toma muy en serio su trabajo y que se implica mucho en el aula.

Una vez terminado el superior estudié con D. Antonio Felipe durante un año aproximadamente, estudiar con alguien de este nivel es algo realmente fascinante. Trabajamos una gran cantidad de repertorio intentando exprimir cada detalle musical de las obras y trabajando aspectos técnicos como el sonido, el legato, picado, flexibilidad,etc. con gran minuciosidad. Tengo todas las clases grabadas y las guardo como oro en paño.

SaxRules: Desde qué momento comienza tu afición por el flamenco.

Juan Diego: Desde que tengo recuerdo en mi casa se ha escuchado flamenco. Mi padre es un buen aficionado y además canta muy bien, pero por circunstancias de la vida nunca se ha podido dedicar profesionalmente. Cuando apenas era un niño ya le escuchaba cantar fandangos de Pepe Pinto o Camarón, al que descubrí por primera vez en unas cintas que tenía mi padre en el coche: “Camarón por fandangos”. Aquello me llamaba la atención y mi hermano me consiguió su discografía completa. Desde ese momento Camarón se fue convirtiendo en un referente y a través de él me fui enamorando del flamenco y conociendo a una gran cantidad de artistas geniales.

Un poco más tarde, con unos 15 años, comencé mi primer acercamiento real a tocar flamenco con el saxofón. Aquí tengo que nombrar a un enorme guitarrista Fernán Núñez además de un gran amigo: Juan Marín Naranjo o “El Juani”, como se le conoce artísticamente y habitualmente le llamamos los amigos. Nuestras familias han tenido una gran amistad de siempre y Juani le propuso a mi hermano sacar algunos temas de un disco grabado en los 20 por el que se considera el “padre” de la guitarra flamenca de concierto: Ramón Montoya. En este disco participaba un saxofonista llamado Fernando Vilchez interpretando una serie de palos del flamenco (peteneras, media granaína, fandangos, colombianas, etc.) a modo de cantaor y con el acompañamiento de la guitarra. Además, imitaba con el instrumento a las voces de la época: voces limpias, con una gran velocidad en los melismas y giros de voz, vibrato muy rápido, etc. ¡¡Era realmente curioso y fíjate, grabado en los años 20!! No es tan moderno como parece jeje.

Mi hermano, ya con el saxofón un poco aparcado (había dejado el conservatorio en 3º de Grado Medio) y estudiando ingeniería, le propuso a Juani que lo intentase yo. ¡Bueno, pues ahí me tienes en casa de Juani sacando los temas nota a nota con mucha paciencia, ya que no tenía apenas práctica en esto!  Ya no te digo en crear una pequeña melodía. Imagínate que me decía Juani: “venga saca una melodía simple, sencilla, 3 notas” y yo: “eso no se hacerlo” … interpretaba Glazunov pero no era capar de improvisar 3 simples notas jaja!!!

Esto que acabo de decir y que hace referencia a la enseñanza de música clásica en conservatorios daría para un debate muy extenso, pero es la realidad, nuestra formación está enfocada casi en su totalidad a la interpretación de partituras y cuando has hecho esto desde los ocho años…puede ser un mundo hacer música de otra manera unos años después. Con esto no pretendo ofender a los profesionales de los conservatorios (entre los que me encuentro), simplemente creo que es una herencia que debemos empezar a cambiar sobre todo aquellos que estamos inmersos en otros estilos y hacemos música mediante otros procesos. Al fin y al cabo, la música es compartir vivencias y momentos con los demás y si te encuentras en una reunión improvisada con amigos y alguien canta, toca una guitarra, un teclado o cualquier instrumento poder disfrutar de ese momento con lo que llevas haciendo desde que eras pequeño, sea al nivel que sea.

Además, creo que el musico del futuro o incluso el de la actualidad ha de ser un músico completo de cara al mundo profesional. La salida laboral en conservatorios es muy muy limitada y pienso que es un fundamental que seamos capaces de improvisar, arreglar, transcribir, componer, formar tu propia banda sea del estilo que sea, tocar con grupos diversos, etc. …es decir ampliar tus posibilidades artísticas y profesionales.

¡Después de esta mini reflexión me retrotraigo a esas primeras transcripciones flamencas junto a Juani! Una vez sacadas y ensayadas, me estreno tocando flamenco en la peña flamenca “El Mirabrás” de Fernán Núñez. Una de las peñas flamencas más importantes de la provincia de Córdoba y de Andalucía, y aunque parezca un ataque de patriotismo jaja, realmente no lo diría si no lo pensase así desde una objetividad subjetiva claro, pero he ido a muchísimas peñas, hablado con muchísimos flamencos, y en cualquier lugar de Andalucía me han hablado maravillas de la peña flamenca de mi pueblo. Fue creada en 1966 y por ella han pasado muchos de los artistas más grandes de la historia del flamenco. Allí he pasado muchísimos ratos aprendiendo de las vivencias de los mayores, escuchando sus “niño escucha este cantaor, escucha a este guitarrista”, muchas tertulias improvisadas de flamenco, ratos de cante, toque… algo que te va creando una conciencia musical flamenca, una base en tu personalidad artística. Me siento enormemente agradecido de haberme criado en ese amor y respeto infinito por el flamenco.

Después de este estreno en mi peña el cual disfruté enormemente, poco a poco llegaron otras peñas, empecé también hacer de palmero a cantaores, bailaores, tocando el saxo acompañando a estos…En fin, fui conociendo a más músicos y adentrándome profesionalmente cada vez más.

SaxRules: Qué consejos le darías a un saxofonista que quiera aprender flamenco y qué particularidad tiene el trabajo con el saxofón en esta disciplina a nivel de fraseo, ritmo o improvisación.

Juan Diego: Por donde empezar, jeje. Lo primero que quiero decir es que los flamencos piensan flamenco, es decir, es un lenguaje diferente, con unas connotaciones diferentes y una idiosincrasia característica que difiere bastante del mundo clásico. El flamenco es una música que nace en la calle, en el pueblo, en los patios de vecinos, en las reuniones, era una manera de contarse las vivencias diarias expresadas con música. Esto ya te da pistas de cómo los flamencos han aprendido este arte. No hay partitura, no hay “solfeo”, es una música que se aprende escuchando muchísimo esa música, estando enamorado de ella, esa es la clave.

Quiero hacer hincapié en esto. Hay muchas saxofonistas que me preguntan: “quiero tocar flamenco, que libro me aconsejas”. Es imposible aprender flamenco con un libro, podrás aprender una melodía, estudiarla con el metrónomo e intentar interpretarla, pero carecerá de ese “soniquete” o ese sabor característico del flamenco. Lo primero que pregunto en estos casos es: ¿te gusta el flamenco realmente? Porque lo primero que tienes que hacer es escuchar muchísimo flamenco, muchísimo cante porque es la base de este, lo que te va creando una manera pensar y sentir para luego poder expresarte con el instrumento: el salvajismo musical de Camarón, la melodía de Pepe Marchena, el compás y la fuerza de la Paquera de Jerez, etc. Yo cuando toco flamenco no pienso en notas y compases, pienso simplemente en cantar, porque conozco el cante que estoy interpretando o recreando con mi instrumento.

Sin embargo, la voz es un instrumento más limitado a nivel virtuosístico que un instrumento musical, y aquí es donde entra en juego la guitarra flamenca. La guitarra flamenca ha evolucionado muchísimo sobre todo desde la llegada del maestro Paco de Lucía, y en la actualidad, los guitarristas flamencos tienen grandes recursos técnicos y armónicos a la hora de tocar, con claras influencias del jazz en esto último. Así, para poder sacarle partido a tu instrumento es fundamental “beber” de la guitarra. Si el cante te da el sentimiento, la guitarra te da los recursos técnicos para sacarle el máximo partido a tu instrumento.

SaxRules: ¿ Entonces para iniciarse?

Juan Diego: Escucha mucho cante, a los guitarristas, transcribe sus cantes y sus falsetas (son las melodías que hacen los guitarristas entre las intervenciones del cantaor), si tienes algún amigo o conocido guitarrista toca con él, llévate tu instrumento a una reunión de flamencos e intenta tocar algo de lo que has ido adquiriendo, cántate una letrita en una fiesta si te encuentras a gusto jaja, en fin, ¡vive flamenco! Ah y una cosa, ten poca vergüenza, en el buen sentido claro jeje. Es decir, atrévete, yo no he aprendido programándome el trabajo ni estableciendo un método ideal de aprendizaje. Poco a poco conforme me adentraba en este mundo me iban llamando para tocar con guitarristas, cantaores, acompañar al baiel, etc. en muchas ocasiones cosas que no había hecho antes y que apenas conocía, pero que, gracias a esa “poca vergüenza”, aprendía, aprendía y aprendía. Por supuesto aún sigo aprendiendo (y lo que me queda!!!!) y sigo sintiendo ese vértigo cuando me plantean nuevos retos, pero eso es lo que me hace crecer como músico y como artista, lo que alimenta el gusanillo de querer seguir aprendiendo y evolucionando.

Voy a por la segunda parte de la pregunta. El flamenco está compuesto por palos o estilos de cante. Cada palo tiene sus características melódicas, rítmicas y armónicas.

En cuanto a los fraseos, son más cortos y con más zonas para respirar, tienen puntos explosivos que van y vienen más repentinamente sin tanta preparación como en el clásico. El sostenuto apenas existe ya que en esa imitación del cante o la guitarra carece de sentido. Se busca un sonido más sucio, duro y metálico con recursos como el glisando, dobles voces, growl, cuartos de tono, ruidos percusivos etc.  no se buscan timbres, texturas o fraseos tan claros y nítidos como en música clásica.

En cuanto a la improvisación no se lleva cabo tal y como se entiende en el jazz, es decir, sobre una base armónica que se repite se van creando una serie de solos. En el flamenco tu conoces el tema, cante o falseta que vas a hacer y te lo has estudiado para luego hacerlo en directo, pero en el momento que eso ocurre según tu inspiración le vas cambiando detalles, o improvisas alguna letra que no tenías pensada, o alguna falseta, etc. Actualmente y debido sobre todo la influencia del jazz se van incorporando a los temas flamencos partes para improvisar sobre una serie de estructuras armónicas. Esto es sobre todo utilizado por los instrumentistas.

En cuanto al saxofón, puede tener distintos papeles. Puede actuar como solista dentro de una banda que puede ser muy diversa (normalmente con guitarra de acompañamiento, percusión, cantaor, bajo, piano, etc.), donde el saxo tiene el papel protagonista realizando temas donde versiona cantes, crea sus propias falsetas, improvisa, etc. También puede hacer de acompañamiento al baile reforzando aspectos rítmicos y melódicos junto al guitarrista, hacer “perfomance” con el bailaor o bailaora, acompañar al cantaor, etc. las posibilidades son infinitas.

SaxRules: Recientemente Vincent David te mencionó como un referente dentro del saxofón flamenco. Háblanos de esto y de tu participación en la compañía “las minas Puerto Flamenco”.

Juan Diego: ¡Sinceramente, recibí las palabras de Vincent con gran alegría y sorpresa! Mi profesor Álvaro Ariza me mandó un WhatsApp con el enlace de la entrevista diciéndome que V.D. hablaba de mí. Además, recuerdo que estaba en el aula 35b de nuestro conservatorio y fui a la clase de enfrente a comentárselo a mi compañero Rafa Díaz, no sé si te sonará jaja. Es todo un honor que alguien como él me nombre como un buen ejemplo del saxofón flamenco. Me sorprendió porque no me esperaba que ni siquiera me conociese, por distintas circunstancias nunca he dado clase con él ni lo conocía personalmente a pesar de ir a algunos de sus conciertos. Agradezco muchísimo sus palabras, pero no me considero para nada un referente, creo que me queda aún muchísimo camino por recorrer. PD: cada vez que me veo en un video más o menos reciente (de hace un año aprox. o más jaja), no me gusta nada de nada, es como “que haces, ¿porque tocabas eso así?” jaja.

En cuanto a la compañía “Las Minas Puerto Flamenco” se trata de un grupo formado en su mayoría por ganadores del “Festival Internacional del Cante de las Minas”, el concurso con mayor repercusión dentro del panorama flamenco en la actualidad. La compañía se compone de varios cantaores, guitarristas, bailaores y bailaoras, percusión, flauta y saxofón, un total de once artistas habituales.

Comencé con ellos a finales de 2017 a raíz de ganar otro concurso de flamenco en Madrid ese mismo año, “Volapié Flamenco”. Desde ese momento hasta el día de hoy he actuado muchísimo con ellos: Sala “Barts” en Barcelona, Teatro Real de Madrid, Santander, Vigo, o incluso en el teatro “Ciudad de la Esperanza Iris” de México. No pude realizar una gira por EE.UU. y Latinoamérica que realizaron durante dos meses a finales de 2018 puesto que aprobé las oposiciones y era mi primer año de prácticas, donde los permisos son más complicados. Espero tener más oportunidades en un futuro cercano de este tipo.

SaxRules: Desde 2017 y tras aprobar las oposiciones, con 26 años formas parte del claustro de profesores del Conservatorio Profesional Manuel Carra de Málaga. Háblanos de tu experiencia docente.

Juan Diego: ¡Pues una de las cosas más maravillosas que me han pasado como músico! Al igual que te digo que no puedo pasar sin la “droga” del escenario y el directo, la enseñanza me da una calma y una paz que necesito. De hecho, hace poco estuve una semana entera en Madrid tocando en “Casapatas” (un tablao flamenco mítico de Madrid) y a los pocos días de estar allí ya echaba de menos a mis niñ@s jeje. Además, todo es nuevo para mí en el conservatorio, un continuo aprendizaje. Yo creo que aprendo yo más de mis alumnos y alumnas que ellos de mí. Me encanta motivarles y ver cómo van dando pasitos y evolucionando como músicos y como seres humanos. Notas además como lo agradecen muchísimo y te sientes valorado a pesar tener poquita experiencia como docente.

Todo esto lo estoy viviendo en un centro como el C.P.M. “Manuel Carra” que creo que algo conoces jeje. Durante los dos años llevo trabajando aquí, he tenido una excelente relación con todos mis compañeros a nivel general y en particular con el aula de saxo.

SaxRules: Nombra a las 5 personas que más te han influido a nivel musical/personal.

Juan Diego:

  • Mi familia. Tanto mis padres como mi hermano han sido fundamentales para que yo estudiase saxofón. Muchas viajes y tardes en el conservatorio, el gasto que suponen unos estudios musicales, etc. Sin ellos y sin su esfuerzo no hubiera llegado hasta aquí.
  • Antonio Mata. Ha sido mi profesor y mi referente saxofonístico toda la vida, desde que era un niño. Además de estar unidos por una gran amistad, siempre le estaré agradecido por todos los valores musicales y humanos que me ha transmitido.
  • Juan Marín. Mi compadre, un gran amigo, y la persona que me hizo adentrarme en este arte. Aún continuamos tocando juntos en diferentes proyectos y además nos entendemos muy bien en el aspecto personal y musical. Es un enorme guitarrista, pero aún una mejor persona.
  • Camarón de la Isla. Murió en el 1992, un año antes de yo nacer por lo que, evidentemente, no lo conocí. Sin embargo, es el artista que marcó un antes y un después en mi afición por el flamenco, no me cansaba de escuchar su discografía una y otra vez. Se convirtió en mi ídolo, un auténtico mito.
  • Arno Bornkamp. Dentro del saxofón clásico, ha sido el saxofonista que más me ha llenado. Siempre he tenido en cuenta sus versiones, su manera de sonar, vibrar, etc. y creo que, en mi concepción musical, está bastante presente.

SaxRules: ¿Tu momento musical más dulce?

Juan Diego: Sería muy complicado elegir un momento musical dulce, se me vienen a la cabeza muchos: el primer premio en el concurso “Volapié Flamenco” y la respectiva gira que hice, mi estreno en el Gran Teatro de Córdoba como saxofonista flamenco solista, Teatro Real de Madrid, conciertos en México, recitales de solista en peñas flamencas, etc. Me resulta complicado elegir. Por destacar alguna reciente, he disfrutado muchísimo mi semana en el tablao flamenco “Casapatas” de Madrid. La primera vez que entré me quedé sobrecogido, solo miraba las fotos de los artistas y artistas que habían pasado por allí, lo mejor de lo mejor del flamenco. Además, fui con un grupo de músicos y personas excepcionales. Disfruté cada uno de los pases que hacíamos, una gozada.

SaxRules: Set up en flamenco y clásico.

Juan Diego: En general no soy demasiado obsesivo con los materiales, pruebo algo y si me gusta lo utilizo. Creo que cada uno busca una serie de características en su material y que debemos estar abiertos a los cambios. Actualmente no utilizo nada distingo para flamenco o para el clásico, cambio detalles de embocadura, el soplo, los recursos, la manera de sonar, etc. aunque no descarto buscar otro material para el flamenco.

Así mi Set up es: Saxofón soprano Selmer Serie III. Boquilla Concept, cañas Vandoren 3,5 V12 o 4; Saxofón alto serie III con tudel de plata maziza. Boquilla L.M.1. Cañas D’Addario 3+ o 3.5

Estos son los dos saxofones que tengo en propiedad. En cuanto al tenor suelo utilizar T20 y cañas Vandoren 3v12, aunque no lo trabajo con asiduidad. El saxofón barítono apenas lo he trabajado, por lo que no tengo un Set up concreto.

SaxRules: Próximos proyectos

Juan Diego: Hace muy poquito me ha llamado del ayuntamiento de Córdoba para participar en el ciclo “Latidos Flamencos” que se celebra a finales de agosto en la Plaza del Potro de Córdoba, un lugar emblemático de la ciudad. Allí presentaré el primer espectáculo flamenco que dirigiré en su totalidad: músicos, arreglos, repertorio, etc. todo. He tocado en muchísimos proyectos de otras personas donde tenía mis momentos concretos dentro del espectáculo, pero nunca siendo yo el absoluto protagonista y creador de este. Habrá saxos, guitarra, bajo eléctrico, percusiones, cante y baile. Me da un poco de respeto, pero creo voy a disfrutarlo muchísimo y que me va a servir de experiencia para futuros proyectos. Además, una vez estrenado mi intención es seguir moviéndolo por distintos sitios y seguir dando pasos en la línea solista junto a mi banda.

Por otro lado, hace apenas un mes hemos estrenado en el teatro Góngora “CLÁSICO”, un espectáculo del bailaor José Barrios del que están proyectados distintos conciertos para un futuro cercano.

En cuanto a la compañía de “Las Minas Puerto Flamenco” es bastante probable que hagamos conciertos  en Asia y Latinoamérica en un futuro cercano.

SaxRules: Pues muchísimas gracias compañero. 

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.