SaxRules.com María Torres

Hoy vamos a entrevistar a una gran saxofonista de Tarrasa que finalizó sus estudios en el Conservatori Liceu de Barcelona y que en la actualidad se encuentra estudiando en la Universidad de Michigan con Timothy McAllister.

Le preguntaremos por todo lo que le ha llevado hasta allí y por su relación con nuestro instrumento.

Hoy, SaxRules.com María Torres.

SaxRules: ¿Cómo llegó el saxofón a tu vida?

María con su abuelo Francisco

María: Empecé a tocar el saxofón a los 9 años. Fue mi abuelo Francisco el que me transmitió la pasión por la música, una persona con una sensibilidad especial que despertó en mí la curiosidad por esta disciplina artística. Toca el saxofón, la guitarra y el requinto (de forma amateur y totalmente autodidacta), aunque la edad ya sólo le permite tocar la guitarra. Recuerdo que en reuniones familiares él sacaba sus instrumentos y nos ofrecía pequeños conciertos que a mi me fascinaba escuchar, hasta que un día les dije a mis padres que quería tocar el mismo instrumento que mi abuelo. Es por ese motivo que la música se ha convertido en mi pasión y por ello siempre le estaré agradecida a mi abuelo Francisco, una de las personas más importantes en mi vida.

SaxRules:  Háblanos de tu formación hasta terminar las enseñanzas profesionales.

María: Estudié en el Conservatorio de Terrassa, en la ciudad donde he vivido hasta hace dos meses. Hice las enseñanzas elementales y profesionales en 8 años: los 7 primeros con Narcís Argemí y el último con Albert Julià; y siempre acompañada por el pianista Daniel Garcia. Recuerdo unos años muy divertidos y con muchas actividades ya que, tanto Albert como Narcís, destinan mucho tiempo a sus alumnos, a parte de las clases en sí. Le dan mucha importancia a tocar en grupo y a aprender a adaptarse a tus compañeros. Es por ese motivo que forman grupos y ensembles de saxofones desde el primer año y también cuartetos desde el 1r curso de Grado Profesional. Recuerdo participar en muchos conciertos con los cuartetos que formé y aprendimos a incorporar una dinámica de grupo intentando empastar sonidos y maneras de tocar. Del mismo modo, nos presentábamos a concursos que nos motivaban a seguir adelante.

También organizaron conciertos con los ensembles en diversas residencias y centros cívicos en los que llevábamos nuestra música a colectivos que generalmente no pueden disfrutarla; nos dábamos cuenta del gran valor que tiene la música. Además, realizábamos los Conciertos Familiares que consistían en que cada alumno que tuviera familiares músicos preparara una pequeña pieza; era bonito ver cómo las familias se habían reunido para ensayar. Del mismo modo, organizaban cenas con los alumnos y el Concierto de Fin de Curso del Aula, acabando con una cena con todas las familias. Son unos profesores que involucran mucho a las familias y todos se sienten parte del Aula de Saxofón. 

Cada año, en fin de curso, realizábamos una excursión a La Mola (una montaña cercana a Terrassa) y subíamos con nuestras familias y nuestros saxofones a las espaldas. En la ermita situada en la cima, hacíamos un concierto con los diferentes ensembles para nuestros familiares y compañeros que habían venido de excursión. 

Todas estas actividades me ayudaron a relacionarme con mis compañeros de saxofón de todas las edades y también me motivaron a seguir estudiando ya que al tener tanto contacto podía ver que realizaban mis compañeros más mayores y seguir sus pasos. Tengo mucho aprecio a mis profesores Albert, Narcís y Dani ya que todo ese esmero que ponen en sus alumnos para realizar todas estas actividades han hecho que disfrute tocando el saxofón y siga adelante con ello. Es muy bonito ver como cada año siguen con su metodología y muchos niños se animan a iniciarse en el saxofón, saben motivar a los alumnos y eso se refleja en su trayectoria.

Finalmente, en mi último año de esa etapa, organizaron un viaje a París, donde fuimos a la Tienda Casa Vandoren, a la Fábrica Selmer, al Museo de la Música, además de hacer el turista por la ciudad. Fue una experiencia increíble que pude compartir con mis compañeros para cerrar la etapa de las enseñanzas profesionales antes de empezar los Estudios Superiores. 

SaxRules: Háblanos de tu paso por el Conservatorio Superior del Liceo de Barcelona

María con el Ensemble de Saxofones del Conservatori Liceu

María: Los 4 años que he estudiado en el Centro Superior Fundación Conservatorio del Liceu han sido un gran conjunto de emociones y aprendizaje. Albert Julià, profesor del centro, ha sido un gran maestro en todos los ámbitos que un músico debe abarcar, tanto en el trabajo técnico como en la musicalidad, también en la organización del estudio para conciertos y concursos, y sobretodo en la planificación del futuro profesional y académico al acabar los estudios en el Conservatorio del Liceu. Gran parte de los estudiantes que han pasado por el Liceu han podido decidir en qué centro continuar sus estudios, en Colonia, Zúrich, Bruselas, Múnich, objetivos que Albert nos ha ayudado a plantear.  La verdad es que no tengo suficientes palabras para agradecerle todo el tiempo que ha dedicado en mostrarme todo su conocimiento y sus experiencias musicales. El pianista acompañante del Aula, Daniel Garcia, también ha sido una pieza fundamental en esta etapa ya que, al ser el repertorista de Terrassa, llevo tocando con él desde que empecé con el saxofón hasta acabar el Superior; me ha visto crecer y ha estado a mi lado muchos años. Enfoca la clase de repertorista como música de cámara y nos hace plantearnos aspectos musicales para que nos adentremos más en la musicalidad de la obra y seamos más expresivos. Entre los dos forman el tándem del Aula de Saxofón del Liceu.

Albert organiza la “Clase de estudios” colectiva semanal donde cada integrante del aula interpreta un estudio y los demás debemos hacer comentarios, tanto positivos como aspectos a mejorar. Realizamos el Taller de Formación Técnica con Miguel Vallés, con el que llevamos a cabo la técnica del curso y nos ayuda a optimizar las horas de estudio y los ensayos de música de cámara. Albert también da mucha importancia al Ensemble de Saxofones, dirigido por Xavier Larsson, con el que hemos realizado un intercambio con el Aula de Saxofón de Colonia, del profesor Daniel Gauthier. Teníamos un gran proyecto este verano 2020 ya que habíamos sido invitados para tocar en el Asia Pacific Saxophone Academy en Tailandia, pero debido al Covid-19 ha tenido que ser pospuesto. Hemos interpretado desde estrenos de obras de compositores del Conservatorio del Liceu hasta obras de gran formato como “Akaitz” de Félix Ibarrondo o “La Consagración de la Primavera” de Stravinsky con percusión. El Ensemble tiene un gran papel acompañando a solistas y realizando conciertos en el festival bianual que Albert organiza, el “Liceu Sax Festival”, donde invita a saxofonistas internacionales al Conservatorio del Liceu para realizar masterclasses, conciertos y workshops durante 3 días. El centro también organiza el ciclo “Liceu Cambra” donde cada año invitan a artistas internacionales de todos los instrumentos para dar masterclasses con los alumnos del Liceu. Gracias a esta iniciativa saxofonistas como Jean-Marie Londeix, Jean-Ýves Fourmeau, Timothy McAllister, Kenneth Tsé, Otis Murphy, entre otros, han pasado por el Liceu y hemos podido trabajar con ellos.

Participantes en el IV Liceu Sax Festival
Kabel Quartet – Maria Torres, Marc Baltrons, Albert Calaf i Queralt Vivó, en el Museo Picasso

La música de cámara ha sido un componente muy presente estos años. Formé Kabel Quartet con mis compañeros y pudimos realizar muchos conciertos que el mismo Conservatorio nos proporcionaba. Albert fomenta la habilidad de poder trabajar en grupo y llegar a ideas musicales conjuntas, donde generalmente debe haber un consenso y una adaptación a las decisiones que se toman entre todos. Los últimos dos años tuvimos otra profesora: María José Rielo, fagotista de la Orquesta del Teatro del Liceu y de la Orquesta de Música de Cámara de Múnich, la cual también me dio clases a mi Dúo Fließen, con el pianista Xavier Ricarte. Fue toda una experiencia dar clases con ella ya que no juzgaba nuestro instrumento por nuestras dificultades, así que todo lo que nos pedía era puramente con visión musical. También me ha introducido mucho repertorio orquestal y de otros instrumentos, mostrándome versiones y diferentes estilos; ha sido muy enriquecedor compartir estos años con ella.

Esta etapa no hubiera sido posible sin la ayuda de la Fundación Ferrer-Salat, la cual me ha otorgado la Beca “Jóvenes Promesas” y las Becas de “Excelencia”, permitiéndome estudiar los 4 años en el Conservatorio del Liceu. Estas becas han sido un reconocimiento al esfuerzo realizado año tras año.

SaxRules: ¿Cómo surgió la idea de hacer el Máster en la Universidad de Michigan con Timothy McAllister?

Arosa Saxophone Academy 2019

María: La idea nació hace 3 años en el Arosa Saxophone Academy en Suiza, del cual Timothy McAllister es uno de los profesores y está organizado por Lars Mlekusch. Allí le conocí por primera vez y quedé fascinada tanto por su sonido como también por sus recursos pedagógicos. Al siguiente curso, estuvo invitado al Conservatorio del Liceu dos años consecutivos para dar masterclasses, dentro del ciclo anual “Liceu Cambra”. Así que al verano siguiente volví a Arosa y allí acabé de decidir que quería intentar estudiar en Estados Unidos con él. 

Fue un proceso muy largo y los plazos para la documentación y pruebas son mucho antes que en Europa, así que tuve que decidirlo con mucha antelación. Dentro de mis opciones también estaba la Universidad de Iowa, con Kenneth Tsé, el cual hacía años que conocía ya que había venido al Liceu a dar masterclasses. Así que en febrero de este año viajé a la Universidad de Michigan y a la Universidad de Iowa para realizar las audiciones. Tuve la suerte de que fueron unas semanas antes de la cuarentena y pude viajar para poder hacer las pruebas presenciales y aplicar para las becas. La decisión entre las dos Universidades fue muy complicada ya que los dos profesores son grandes artistas y a la vez hacía tiempo que había estado en contacto con ellos; los dos me ayudaron mucho en todo el proceso y les estoy muy agradecida. Finalmente, escogí la Universidad de Michigan y estudiar con Timothy McAllister.

SaxRules: Ventajas y dificultades que has encontrado en tu llegada allí.

María: La verdad es que el simple hecho de estudiar en una Universidad lo cambia todo. El centro donde estudié en Barcelona es un Conservatorio, pero aquí en Michigan puedo cursar cualquier asignatura de cualquier carrera en que esté interesada. Esto me abre una variedad de posibilidades de aprendizaje que ha sido nuevo para mi. De momento estoy cursando clases aplicadas a nuestra profesión, desde “Writing about your art”, donde nos enseñan a redactar biografías, currículums y páginas web; hasta “DIY Marketing” donde realizamos proyectos de cómo enfocar la publicidad de nuestras obras y cómo diseñar una web.

Mi proceso de adaptación a vivir aquí en Estados Unidos ha sido más rápido de lo que esperaba, aunque la distancia se hace difícil en estos momentos. Mis compañeras de piso han sido de gran ayuda ya que al hacer un año que están aquí sabían donde debía acudir para hacer todas las gestiones, tanto de la Universidad como las personales. Además, me ayudan con los desplazamientos ya que las distancias en Estados Unidos son muy grandes y el sistema de transporte público es menos eficaz que en España, así que no disponer de un coche supone un problema. 

El Aula de Saxofón también ha sido muy acogedora. Somos 22 estudiantes y han estado ayudándome desde antes de que llegara a Michigan. Las semanas previas al llegar y las primeras de estar ya instalada aquí fueron un poco abrumadoras, sobre todo por la cantidad de documentación que hay que hacer y por el cambio de país y horarios. Pero entre mi familia, amigos y mis compañeros en Michigan todo ha sido un poco más fácil y llevadero. Y tengo que decir que todo este esfuerzo ha valido la pena.

SaxRules: Has ido allí en un momento muy delicado debido a la COVID 19, ¿están las instalaciones de la universidad preparadas para ello?

María: No tenía nada claro que pudiese empezar el máster presencialmente. El gobierno estadounidense puso muchas dificultades a todos los estudiantes internacionales que necesitaban un visado, pero finalmente, 3 semanas antes del inicio de curso, me lo concedieron.

La verdad es que de momento la situación del Covid-19 está controlada en Ann Arbor, la ciudad donde está la Universidad. La Facultad de Música, Danza y Teatro está situada en el Campus Norte, entre naturaleza y apartada del Campus Central y de las fraternidades así que los casos de Covid-19 son menores.  

Por lo que hace a las instalaciones, la Universidad tiene un horario para las aulas de estudio donde por cada hora que reservamos debemos abandonarla 20 minutos antes para que se renueve el aire. Las clases de instrumento están organizadas una semana presencial y la siguiente por Zoom, alternándolas entre los estudiantes del aula. Las clases de cuarteto las hacemos presenciales y las clases del studio varían entre entrevistas, proyectos online y actuaciones en un auditorio. En referencia a las asignaturas teóricas la mayoría son online. De momento este método está funcionando, ahora debemos priorizar ya que a todos nos gustaría que todas las clases fueran presenciales, pero, en la situación actual no es factible ni realista si queremos evitar que las escuelas cierren. Para mí ya es un gran logro poder estar aquí y recibir clases presenciales, hace unos meses parecía imposible.  

SaxRules: En tu vida no solo hay música, también hay deporte. Háblanos de ello.

María con el Equipo Absoluto Femenino del Club Tennis Terrassa, en la final del Campeonato de Cataluña

María: Llevo jugando a tenis los mismos años que llevo con el saxofón, así que el deporte ha formado parte de mi vida durante mucho tiempo. Ha sido una vía de escape que me ha oxigenado para poder combinar los estudios con la música durante mi etapa escolar. También he creado un extraordinario vínculo con mis compañeras de equipo y entrenadores del Club Tennis Terrassa, con los que hemos pasado muchos nervios en puntos y eliminatorias importantes, la alegría de ganar campeonatos o ligas y celebrarlo a lo grande, y muchos entrenos divertidos y otros más duros, necesarios para seguir mejorando día a día. Es increíble sentir esa intensa emoción en una eliminatoria de un campeonato, donde juegas tu partido individual pero tus compañeras y entrenador están fuera apoyándote o cuando estás animando a tu equipo desde fuera de la pista; para mi, el tenis es un deporte de equipo. 

Además, es muy importante el factor psicológico y me ha ayudado a entender cómo reacciono bajo presión, ya sea en un punto de partido o en un concierto. La preparación necesaria para un concurso o concierto es muy similar a la preparación de un campeonato o una eliminatoria, como también el hecho de hacer música de cámara o jugar un partido de dobles, donde el conjunto es lo más importante e ir todos en la misma dirección. Hay muchos paralelismos que han hecho de este pack de saxofón y tenis una experiencia muy enriquecedora, sobre todo gracias a mi equipo y entrenadores.

SaxRules: ¿Tu momento musical más dulce?

María: Recuerdo especialmente un concierto que toqué el verano pasado con la “Banda Anacrusa” de mi pueblo Bacares, situado en Almería (ya que mi familia es andaluza). Me ofrecieron tocar de solista el 2n movimiento del Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo, obra a la que tengo especial cariño. Es la banda en la que mi abuelo se inició en la música y me hacía especial ilusión compartir escenario con ellos. Además, mi primo es el actual director de la banda y mi hermana y mi prima también se unieron para tocar en el concierto. En el público estaba toda mi familia andaluza y amigos que generalmente no pueden venir a mis conciertos porque vivo en Cataluña, así que fue un concierto muy emotivo y que seguro no voy a olvidar.

SaxRules: Nombra a las 5 personas que más te han influido a nivel personal/musical.

  • Mi abuelo en especial ha sido mi mayor influencia personal y a nivel emocional, y mi familia, a la que les agradezco inmensamente su apoyo. 
  • Albert Julià ha sido mi referencia todos estos años, tanto a nivel saxofonístico como personal. La cantidad de horas que hemos pasado dando clase, haciendo pruebas de materiales, estudiando técnica y hablando han sido una gran fuente de inspiración y aprendizaje que siempre agradeceré. He podido aprender tanto su manera de interpretar como de enseñar, y su humildad y pasión han marcado la forma en que me planteo la música. No tengo suficientes palabras para agradecerle todo su esmero y dedicación.
  • Daniel Garcia ha sido el pianista que me ha acompañado en todos mis conciertos desde que empecé. Es impresionante la conexión que hemos creado después de tantos años; ya sabe cómo voy a tocar o como me siento justo al verme entrar en la clase. Con su personalidad creativa me ha motivado a ser más expresiva y a buscar mi manera de interpretar las obras. He pasado muchísimas horas con él y le doy las gracias por ayudarme en todo momento, ha sido un gran apoyo en toda mi trayectoria musical.
  • Mis compañeros del Aula de Saxofón del Conservatorio del Liceu con los que hemos vivido mil y una experiencias de conciertos, viajes y momentos extra-musicales muy divertidos. Han sido una fuente de motivación en la que unos con otros nos ayudábamos y disfrutábamos tocando juntos. El ambiente dentro del Aula era de trabajo, pero a la vez era relajado y eso hacía que nos lleváramos muy bien personalmente y aque también pudiésemos trabajar juntos.  
  • María José Rielo, fagotista que ha sido mi profesora de música de cámara de mi Dúo Fließen con Xavier Ricarte, pianista con el que he creado una gran conexión. María José ha sido una gran fuente de conocimiento a nivel de repertorio y cultura orquestal, además de admirar su trayectoria y pasión por hacer música. Es toda una motivación compartir tiempo con ella y tener su carrera como referencia. 
  • Timothy McAllister, mi actual profesor del que admiro su calidad de sonido y también la gran variedad de recursos pedagógicos y conocimiento que posee. Gracias a él estoy actualmente en Michigan y dar clases con él supondrá un gran cambio y evolución en mi interpretación. 

SaxRules: Set-up

  • Soprano: Yamaha Custom 875EXHG, boquilla Selmer S90-170, cañas Vandoren V12 3’5.
  • Alto: Yamaha Custom 875EX, Boquilla D’Addario Reserve 155, cañas D’Addario Reserve 3.

SaxRules: Próximos proyectos.

María: Actualmente estoy preparando algunos concursos aquí en Estados Unidos, aunque de momento están programados para realizarlos online. También he sido invitada para realizar masterclasses y una presentación en el International Saxophone Academy en noviembre. Aquí en la Universidad de Michigan, he iniciado un nuevo cuarteto, Sombra Quartet, con Aiwen Zhang, Valentin Kovalev y Andrew MacRossie, con el que estamos programando algunos concursos, grabaciones y conciertos en auditorios de la Universidad y en streaming. 

Duo Flieben, Maria Torres i Xavier Ricarte

Con mi Dúo Fließen, con el pianista Xavier Ricarte, tenemos un par de conciertos programados, uno en diciembre y otro aún por determinar a raíz del Premio del Concurso de Música de Cámara “Ciutat de Mataró” que obtuvimos este pasado verano. También tengo pendiente hacer mi recital de Fin de Grado Superior en mayo 2021 ya que se suspendió debido a la pandemia. Me hacía especial ilusión porque mi compañero Jordi Font, compositor del Conservatorio del Liceu, me ha dedicado un Concierto para Saxofón Alto y Orquesta. Tenemos intención de estrenarlo en mi próximo recital si la situación pandémica mejora, junto con otras colaboraciones que tenía programadas.

El futuro en general es incierto debido al Covid-19 así que me estoy centrando en adaptarme al estilo de mi nuevo país y en aprender todo lo posible de mi estancia en la Universidad de Michigan y en Ann Arbor.

SaxRules: Muchísimas gracias María

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.