12087216_519724124869457_8684522396049241883_o
Fotografía de Lydia Blasco

http://lydiafotos.esy.es/

Hoy entrevistaremos a un ensemble de saxofones formado en 2012 que desde 2014  tiene una plantilla estable de 8 componentes prescindiendo del saxofón bajo. Un grupo que ha decidido apostar por el trabajo en proyectos temáticos con transcripciones y la creación de nuevo repertorio.

Sus componentes son:

Marcos Martínez Moreno, soprano

Samuel Sánchez Santos, soprano

Javier Blasco Alemany, alto

Alfredo Varela Sánchez, alto

Luis Valerio Peinado Almoguera, tenor

Miguel Ángel García Mezcua, tenor

Adrián Ferrando Oliver, barítono

José María Sánchez San Juan, barítono

Hoy entrevistamos a Seiklus Ensemble:

SaxRules: La mitad del ensemble ha estudiado en Musikene y la obra mitad repartida en los conservatorios superiores de Alicante y Castellón. ¿Dónde saltó la chispa que os conectó a todos?

Seiklus: Bueno, pues es curioso. La idea de crear el ensemble surgió en el Curso de Montefrío (Granada) que organiza el Ensemble Squillante (qué mejor sitio…), fuertemente impresionados por el ambiente y la personalidad del grupo. Una noche tomando unas cervezas, tras asistir a  un concierto suyo realmente espectacular, comenzamos a hablar del asunto y de repente lo vimos todo claro. El nexo común fueron Mezcua, Luisva Peinado y Diego Jiménez, que habían estudiado juntos en el Conservatorio Profesional de Ciudad Real, pero en ese momento estaban en Musikene, el Superior de Alicante y el de Aragón, respectivamente. Como cada uno de ellos había ido al curso con compañeros de sus conservatorios, fue fácil “montar una plantilla” ficticia dentro del mismo cursillo: inicialmente, Seiklus lo formaban tres estudiantes de CSMA, cuatro de Musikene, uno del Superior de Alicante y una del Superior de Sevilla y Bordeaux. No obstante, desde esa plantilla inicial ha habido varios cambios, tantos que en la actualidad somos cuatro de Musikene (pero no exactamente los mismos), dos de Alicante y dos de Castellón. Al principio buscamos afinidad amistosa, pero con el tiempo te das cuenta que hay valores más importantes a lo hora de formar un grupo de cámara, como pueden ser la disposición al trabajo, la solvencia con diferentes instrumentos o la disponibilidad. No obstante, en el fondo seguimos siendo ocho buenos amigos, y sigue habiendo una buena relación con todos los antiguos compañeros.

553353_101919096649964_2071005643_n

SaxRules: Habladnos de la organización de los ensayos. Un de las dificultades de los grandes grupos de cámara.

10959677_416134035228467_3169151538389418994_nSeiklus: Sin duda es uno de los mayores hándicaps a los que se enfrenta un grupo de música de cámara, pero en nuestro caso es aún mayor dado que somos más y estamos relativamente bastante separados en el espacio. En un principio tratamos de tener una regularidad en los ensayos, pero en la mayoría de los casos solemos reunirnos con más asiduidad cuando se acercan conciertos o eventos importantes, como el cursillo que estamos organizando para el próximo enero. Trabajamos por encuentros intensivos, lo que significa que aprovechamos fines de semana o puentes para reunirnos, concentrarnos y ensayar mañana y tarde. Esto tiene sus ventajas pero también sus inconvenientes: en la mayoría de los casos es muy complicado cuadrar las agendas de ocho personas, ¡imagínate de ocho músicos! Cuando uno no tiene un concierto, otro tiene clases… se hace realmente complicado. En el lado positivo, trabajar por encuentros ayuda mucho a concentrar el trabajo y al mismo tiempo nos ayuda a realizar una gestión más eficiente del dinero que gastamos en desplazamientos y dietas. 

Luego los ensayos los organizamos de forma diferente según el repertorio, y también dependiendo de en qué fase de montaje se encuentre la obra, si estamos releyendo material, poniendo a punto algo… Normalmente nos gusta comenzar dedicando un primer momento del ensayo a trabajar grupo: afinación, sonoridad, ataques, entradas…

De un tiempo a esta parte, también hemos comenzado a utilizar un sistema de ensayos por minutaje, con pequeñas pausas para “desconectar” cada X minutos.

SaxRules: Ensembles que os inspiran. (cuartetos, ensembles o grupos no saxofonísticos)

Seiklus: Bueno, en este apartado es inevitable mencionar a Squillante. Como ya hemos dicho fueron nuestra más directa inspiración, y el grupo surgió fruto de nuestras experiencias en su curso en Montefrío. Es un grupo estratosférico tanto a nivel camerístico como individual. Sax Antiqua sería también la otra respuesta obvia, gente seria y trabajadora que ha conseguido dar continuidad a un proyecto con muchos detractores durante mucho tiempo, con una propuesta inusual y de mucha calidad.

En cuanto a cuartetos, hay dos nombres ineludibles: Diastema y Habanera. Son las fuentes que cualquier saxofonista que quiera hacer música de cámara debería conocer, sobre todo si orbita dentro de la atmósfera del saxofón francés.  Muchas de las versiones de obras de referencia que podemos encontrar en sus discos tardarán años en “pasar de moda”, y la calidad que tienen como grupos es algo incuestionable.  Además, algunos de nosotros estudiamos con el desaparecido Eric Devallon, barítono de Diastema; otros, con Gilles Tressos, barítono de Habanera.

Otro cuarteto que podríamos mencionar es Aurelia, aunque bien es cierto que su plantilla ha sido un poco cambiante durante su trayectoria. No obstante, han sabido guardar una sonido y estilo propios durante su ya dilatada carrera. Solo por el hecho de que en él toque una figura de la talla de Bornkamp es interesante, y aunque desde nuestro punto de vista su estilo sea muy diferente, es más que evidente que alcanzan unas cotas de musicalidad fuera de toda duda.

Del panorama actual, podríamos señalar nombres como Morphing, o Fukyo y Sigma Project en el campo de la música más moderna.

Video realizado por Daniel Berlanga.www.dbup.es

SaxRules: Vais a ofrecer un curso los días 21 y 22 de Enero junto a dos grandes saxofonistas, Tomás Jerez y Antonio Felipe Belijar . ¿Podríais comentarnos cómo surgió la idea y en qué va a consistir el curso?

Seiklus: Bueno, desde hace tiempo llevábamos dándole vueltas a la idea de hacer un cursillo. Como siempre en estos casos, comenzamos pensando en un curso de varios días, pretencioso. Con el tiempo, fuimos concretando la idea y decidimos dejarlo en dos días, con formato de masterclass más que de un cursillo tradicional. Sabíamos que necesitábamos a un par de saxofonistas de primer nivel para que el seminario resultara atractivo a los potenciales alumnos, y no tuvimos la menor duda de que debían ser Antonio y Tomás. Son dos grandes saxofonistas y pedagogos (está feo decirlo, pero tal vez sean de los mejores), y algunos de nosotros guardan una gran relación con ellos, porque fueron sus profesores del Superior. Prácticamente no hubo duda a este respecto, y ellos estuvieron encantados de colaborar con nosotros (por supuesto, nosotros aún más de que accediesen).

Por otro lado, quisimos darle un enfoque algo diferente a las masters, por eso incluimos una mesa redonda, donde alumnos y profesores puedan debatir sobre aspectos que interesen al colectivo, de forma accesible; y el concierto, que ofrecerá el Ensemble junto a los dos profesores titulares como solistas. Por otro lado, nuestro patrocinador Sanganxa Music Store, llevará hasta Alginet una exposición de saxofones y boquillas de Selmer y Vandoren que estamos seguros será muy interesante.

Respecto a las clases, también quisimos dar una pequeña vuelta de tuerca. Por supuesto, todos los alumnos activos tendrán una clase con cada profesor titular, pero además tendrán la opción de dar clase con los miembros del ensemble si así lo desean. Al mismo tiempo, aquellos alumnos que escojan la opción “oyente” también podrán dar clase individual y colectiva con los miembros del ensemble, sin sobrecoste. Esta modalidad está pensada especialmente para chavales de grado elemental o primer ciclo de Profesional. La información sobre las clases con el ensemble se irá concretando conforme se acerquen las fechas del curso, para realizar un reparto de horarios realista con respecto a los alumnos matriculados. Es por esto que no se estipulan en las bases ni el tiempo que durarían ni el número de clases que se podrían llegar a recibir. Pretendemos que sea un plus al seminario en sí, pero al ser una experiencia novedosa para nosotros no nos hemos atrevido a cuantificarlo.

curso-seiklus-triptic-arrastradocurso-seiklus-triptic-arrastrado-1

SaxRules: Contadnos vuestra experiencia en concierto con David Alonso.   

Seiklus: Trabajar con David Alonso fue todo un lujo. El concierto fue una propuesta de nuestro patrocinador, Sanganxa Music Store, con quien David suele colaborar habitualmente. Trabajando en las distancias cortas es donde ves la grandeza de los intérpretes de este nivel, como así fue, pero en el caso de David también pudimos ser testigos de su afamada humildad y buen hacer. No merece la pena volver a hablar de su poderoso timbre o su forma envidiable de articular y frasear, digna del mejor solista de orquesta, que es el auténtico perfil de este genial saxofonista. 

El trabajo con él fue breve pero intenso, disponíamos de poco tiempo y una de las obras que tocó tenía multitud de cambios de tempo, accelerandos, ritardandos, rubatos… por supuesto él la tenía más que clara y fue un magnífico solista-director. Nosotros también conocíamos bien nuestras partes pero claro, hasta ese momento no la habíamos tocado con la parte solista, y el asunto cambiaba radicalmente. Por fortuna David es de esas personas con las que da gusto trabajar, que saben guiarte de una forma rápida y clara, que en unas pocas palabras pueden cambiar radicalmente la forma de concebir un pasaje.

Después, el concierto fue una pasada, en un auditorio realmente resultón con una buena sonoridad (fue en la localidad valenciana de Llosa de Ranes). Si ver a David Alonso en directo como espectador ya es todo un espectáculo, acompañarle no lo es menos. David emana energía y te la transmite, es como si momentáneamente sintieras que puedes tocar como él…¡ lástima que esta sensación sea instantánea! Es uno de los conciertos que recordamos con mayor cariño, sabiendo que fue todo un privilegio.

13123017_595413517300517_8434522506526536566_o

SaxRules: ¿Trabajáis con compositores actuales?

Seiklus: Pues en ello estamos, aunque hasta el momento solo hemos tenido algunos encuentros puntuales. Nuestro primer acercamiento con el mundo de la composición fue a través del joven valenciano Joan Mont, que se ofreció a escribir la que después sería nuestra primera obra dedicada y específicamente compuesta para la formación: “Seiklus: de Soria a Montenegro”. La estrenamos el pasado febrero de 2016, en el Conservatorio Superior de Música de Castilla-La Mancha, en Albacete, y desde entonces la hemos estado interpretando en casi todos los conciertos.

12670489_582092228632646_7854090166792330910_n

Por otro lado, actualmente estamos en conversaciones con Rafael Beltrán, que ha realizado una adaptación para el ensemble de su obra para banda de música “Eixam”. Hache Costa también va a adaptarnos alguna de sus obras, y el joven Eros Quesada ya nos ha hecho llegar un adelanto de una obra nueva, “Elements”, cuya primera instrumentación será para el ensemble de ocho saxos. Ciertamente nuestros primeros pasos con el mundo de la composición han sido tímidos, pero poco a poco vamos ampliando repertorio en este campo. Uno de nuestros objetivos más inmediatos sería confeccionar un programa exclusivo con música contemporánea, ya sea específicamente compuesta para nosotros o adaptada, en especial si la adaptación la realizan los propios compositores. Es un compromiso que debemos adquirir con un doble sentido: por un lado, con los compositores, con la creación más actual; por otro, con las generaciones venideras, en forma de obras originales que pasen a engrosar el repertorio camerístico para saxofón. Además, como instrumentistas a día de hoy necesitamos retos, por lo que el trabajo cobra aún más sentido.

SaxRules: Próximos proyectos. (Grabación CD)

Seiklus: Aunque parezca mentira, no consideramos grabar un CD como una cuestión prioritaria. Los hábitos de consumo han cambiado mucho, la gente ya no compra CD’s… o si lo hace es meramente por el recuerdo, por conservar la carátula y poco más. El futuro de la música pasa por internet, las plataformas online y las redes sociales, por lo que nuestra apuesta en un primer momento será en ese ámbito. Para ello no es necesario un CD físico, pero sí unas buenas grabaciones. Por ello, el año pasado nos desplazamos a Valencia para grabar en Ars Estudios, junto a Sergi Adriá, una primera maqueta de promoción. Hace unas semanas, además, contamos con la inestimable ayuda en uno de nuestros conciertos de Daniel Berlanga, de www.dbup.es, quien realizó una grabación tanto en audio como en vídeo para confeccionar posteriormente un vídeo de promoción, a modo de un videoclip. Confeccionar unos buenos materiales de promoción sí que lo consideramos algo prioritario, pues sin ellos se hace muy complicado buscar conciertos.

12973536_1047521855332441_6419345946917212566_o

Por otro lado, tenemos varios proyectos en mente, pero ya se sabe… luego todo se complica por fechas y disponibilidades de ensayo. Uno de ellos sería confeccionar un nuevo concierto temático, en esta ocasión girando en torno a la música sinfónica del S. XIX, en cuyos arreglos estamos ya trabajando. Otro proyecto sería el ya mencionado programa exclusivo de música contemporánea, que se encuentra ya fraguándose junto a los compositores. Por último, nos gustaría crear un concierto didáctico para público infantil, pues sabemos que la educación de los futuros oyentes es un asunto a tener en cuenta. 

SaxRules: Soñad y pedid un deseo como ensemble.

Seiklus: La verdad es que somos personas con los pies en el suelo. Así que tampoco tenemos grandes sueños. Pero si hay algo que nos gustaría sería tener oportunidades, poder tocar y poder ser escuchados. Tampoco vamos a soñar con una agenda colapsada de conciertos, somos conscientes que de la interpretación es difícil vivir, cuanto más siendo saxofonistas y tocando clásico y contemporáneo… pero con un par de conciertos al mes, seríamos más que felices. ¡Fíjate tú, qué sueños más humildes! Tanto que ni siquiera deberían de serlo… pero vivimos en los tiempos que nos han tocado, y la realidad es que es muy complicado conseguir conciertos, y ya decentemente pagados… prácticamente nos olvidamos. Como segunda parte del sueño, nos gustaría llegar a conseguir cierto reconocimiento en el mundillo, pero por supuesto eso hay que ganárselo… y ya que estamos, ¿por qué no un saxofón bajo? ¡eso sería todo un puntazo! Pero también es cierto que si llegasen los conciertos, llegaría el crédito, así que tarde o temprano, sería asumible su compra. Por lo tanto, el mejor deseo que podemos pedir es… ¡por favor, dejadnos tocar, solo eso, tocar!

12973402_1047522018665758_3478473401331600484_o
Fotografía de Lydia Blasco