Entrevista a Miguel Asensio Segarra.

7-13 032 (1)

Nacido en Lliria, nuestro invitado de hoy se inicia en el saxofón en el seno del Ateneo Musical y de enseñanza Banda Primitiva . Posteriormente continúa sus estudios en el Conservatorio Superior de Valencia donde finaliza el  grado superior habiendo estudiado con Miguel Llopis y Gregorio Castellano.

Su actividad profesional con el saxofón se ha repartido entre bandas de música (La municipal de Sevilla y Valencia) y la docencia en diferentes Conservatorios y centros de enseñanza.

Doctorado por la Universidad de Valencia, su pasión por la historia relacionada con su instrumento le ha llevado a investigar para escribir los principales libros sobre la historia del saxofón que existen en castellano.

Adolphe Sax y la fabricación del saxofónHistoria del saxofón y  El saxofón en España

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hoy entrevistamos a Miguel Asensio Segarra.

SaxRules: ¿Cómo surgió la idea de escribir estos libros?

Miguel Asensio: Bueno, cada uno tiene su historia ya que surgieron en momentos diferentes. “Adolphe Sax y la fabricación del saxofón” lo preparé para el XI Congreso mundial de saxofón celebrado en Valencia en 1997, como información adjunta a la exposición que se realizó. No obstante por diferentes razones se editó posteriormente en 1999. “Historia del Saxofón” fue la recopilación de la mayor parte del material que utilizaba para mis conferencias. En 2004 había un vacío importante sobre este tema (especialmente en lengua castellana),  por lo que me pareció interesante divulgar y publicar este material. Por último “El saxofón en España” fue fruto de una larga e intensa investigación sobre algunos de aspectos de la presencia y uso del instrumento en nuestro país.

SaxRules: ¿Cómo fue el trabajo de documentación?

Miguel Asensio: En mis años de estudiante en el conservatorio, estoy hablando de finales de los 80, ya sentí el interés por la historia, y realmente resultaba muy difícil acceder a este tipo de información. El primer libro que escribí  fue una búsqueda a ciegas, traduciendo textos en inglés, francés, Alemán, etc. Recuerdo la intensa correspondencia, lentísima,  ya que en aquel momento solamente utilizaba correo postal con los diferentes fabricantes para que me enviasen su historia, los modelos de sus instrumentos, catálogos, números de serie, etc. Tenía que contar con la ayuda de mi mujer y otros amigos para traducir todo aquello. También compre todo lo que pude sobre Adolphe Sax y contrasté diferentes datos. Fue un trabajo altamente costoso. Al poco tiempo se pudo acceder cómodamente a toda esta información a través de internet. En fin, fue un reto personal del que aprendí mucho, sobre todo a perseverar y solventar las dificultades. 

La “Historia del saxofón”  fue una continuación, ya con internet pude contactar con gran cantidad de profesores de saxofón en diferentes lugares, instituciones, museos, archivos, etc. El intercambio de mails resultó frenético en aquellos años. Aproveché también los viajes para recabar documentación. He de destacar la gran ayuda que me ofreció el americano Paul Cohen, una autoridad en estos temas.

Mi último trabajo, “El saxofón en España“, fue una verdadera locura en el buen sentido de la palabra. ¡Qué poco conocíamos acerca del saxofón y su desarrollo en nuestro país! Durante más de quince años estuve pista tras pista, buscando a saxofonistas o descendientes de éstos que me aportasen información, ante una enorme carencia documental, viajes, teléfono, mails, cientos de horas de hemeroteca. Estaba constantemente atento a posibles vías de búsqueda. Me matriculé en un master de creatividad musical y posteriormente decidí realizar una tesis doctoral sobre la historia del saxofón en España. A todo este material, muchas veces inconexo, tuve que darle forma. Me llevó varios veranos y vacaciones sentarme a seleccionar, ordenar y redactar todo aquello. Una aventura de la que aprendí muchísimo y que me posibilitó el contacto con personas y personajes extraordinarios. Una experiencia vital y humana muy intensa, de la que me siento orgulloso principalmente por rescatar del olvido a nuestros antecesores.

SaxRules: Tú que has probado ambos mundos ¿te decantas por tocar en la banda? o la docencia.

Miguel Asensio: Como bien dices son dos mundos diferentes. Durante mis años como docente he sentido vocación pedagógica, no se entiende esta práctica sino hay vocación. No es un trabajo cualquiera. Disfruté mucho aprendiendo con mis alumnos, más que enseñando. Hay que aprender para enseñar, es una relación simbiótica. Es muy gratificante, con el paso del tiempo cuando ves a antiguos alumnos abrirse camino y saber que tu algo has aportado. Contestando a tu pregunta te diré que yo me he criado musicalmente en una excelente banda de música, lo que realmente creo que nos gusta es tocar, por lo menos ese es mi caso. Tengo la gran fortuna de tocar en una de las mejores agrupaciones en la que se puede ejercer como saxofonista y me siento enormemente a gusto cada día, con esto creo que te he respondido. 

SaxRules: ¿Cuál es tu set-up?

Miguel Asensio:

Sax soprano:  Gold.

                            Boquilla, Selmer Concept.

                            Abrazadera, Bg tradicion.

                            Cañas, Vandoren 3’5.

Sax Alto:          Selmer superactión II 

                           Selmer Mk VI (1962)                   

                           Boquilla, Vandoren A 28

                           Abrazadera, Vandoren.

                           Cañas, Vandoren 3’5

                           D´addario Reserve 3´5             

Sax Tenor:      Selmer superactión II

                           Selmer Superbalance (1953)

                           Selmer Mk (1970)

                           Yamaha Yas 61 (1974)

                           Boquilla, Selmer S90-180

                           Otto link 7

                           Abrazadera, Flexitone.

                           Cañas, D´addario Reserve 3´5       

 A parte poseo una pequeña colección, unos treinta saxofones, que utilizo ocasionalmente para exposiciones y conferencias.      

SaxRules: Nombre de los saxofonistas que te han marcado como músico o persona.

Miguel Asensio: Sin animo de ser pretencioso, te diré que me considero básicamente autodidacta, eso no significa que no haya habido personas                   altamente influyentes  en mí desarrollo humano y musical. En primer lugar mis padres, que me han dado ejemplo de valores tan importantes como el trabajo, el esfuerzo, la perseverancia, etc.  También estoy eternamente agradecido al padre de mi gran amigo Miguel Barona, Fagot de la ORTV, que cuando teníamos 7 años nos apuntó a la escuela de música, ese hecho cambió mí vida. Mi primer profesor en el conservatorio Miguel LLopis, fue entrañable  por su exquisita comprensión. Puntualmente Daniel Deffayet y J.M.Londeix por hacerme ver otra dimensión del instrumento. Paul Cohen por su inspiración y ayuda en temas históricos y de investigación. Adolfo Ventas como ejemplo a seguir de músico y persona integral, en la misma línea Pedro Iturralde Antonio Daniel, Solista de la Banda Municipal de Valencia por mostrarme su buen hacer profesional. Y como no a mis compañeros de la banda con quienes cada día aprendo la importancia del trabajo en equipo.

SaxRules: ¿Próximos proyectos?

Miguel Asensio: Tengo varias lineas de investigación abiertas referentes a la historia del saxofón. Una muy interesante es la recuperación de manuscritos          de saxofonistas y autores españoles. También estoy preparando artículos sobre el particular. Me gustaría poder adentrarme en el mundo            del jazz como interprete, esta música siempre ha tenido atracción sobre mí. Pero este proyecto, llevo procastinándolo durante años, ya que requiere  continuidad y una enorme disponibilidad de tiempo que hoy por hoy no tengo ya que estoy inmerso en otros asuntos extra musicales a largo plazo.

SaxRules: Sueña y pide un deseo para ti como profesional de la música.

Miguel Asensio: En la actualidad mi sueño esta ampliamente cumplido, disfruto con lo que hago y me pagan por ello, es una enorme fortuna. Sería extremadamente egoísta por mi parte pedir  más. Me gustaría que los músicos y saxofonistas jóvenes tuvieran más oportunidades de acceder al mundo laboral y que las autoridades pertinentes fueran más sensibles hacia la cultura.  Permitidme un pequeño consejo añadido  a la cita de que las carreras no siempre las ganan los más veloces, sino aquellos que no dejan de correr.  Disfrutad de la carrera se llegue o no a la meta. Si tropezáis volved a levantaros, esa será la mayor recompensa. Animo  a todos los que de una forma u otra compartimos  este maravilloso instrumento.

Para finalizar esta pequeña entrevista, agradecer a SaxRules  su labor divulgativa y el haber pensado en mí persona.

SaxRules: Muchas gracias Miguel.