SaxRules con Guillermo Presa

Hoy vamos a entrevistar a un saxofonista de San Sebastián que acaba de finalizar sus estudios de Máster en el Royal College of Music de Londres tras haber pasado por otro centro de referencia como es el Conservatori de les Illes Balears. Su trayectoria y buen hacer lo convierten en una persona muy interesante para entrevistar.

Hoy entrevistamos a Guillermo Presa:

SaxRules: Guillermo, háblanos por favor de tus inicios en el saxofón y de tu paso por el aula de saxofón del Conservatori Superior de les Illes Balears.

Guillermo: Antes de empezar me gustaría agradeceros la oportunidad que me ofrecéis de poder expresarme y de poder compartir mis experiencias en un medio tan relevante para el saxofón clásico en España como se ha convertido SaxRules. ¡Muchas gracias!

Mis inicios tanto en la música como en el saxofón tuvieron lugar en la Escuela de Música Musikabi, situada en el Colegio San Ignacio de Loyola de Donostia – San Sebastián. Aun tratándose de una escuela relativamente pequeña, cuenta con un equipo pedagógico muy cualificado que ha sido capaz de generar una impresionante cantidad de eventos de elevado interés cultural, incluyendo varias agrupaciones corales e instrumentales, concursos, grabaciones de CDs… etc. Recuerdo con cariño mis primeros años de solfeo con Mikel Astigarraga, Javi Santacana, mis primeras audiciones de saxofón, las fantásticas oportunidades que me ofreció Iñaki Cárcamo, su director, para tocar en musicales y de solista con coros, mi paso por la Escolanía San Ignacio… etc. Más delante también fui miembro de la Coral San Ignacio, trabajando con Kepa Martínez de Albéniz. Aunque la técnica vocal nunca fue lo mío, creo que el hecho de iniciarme en la música a través de los coros en vez de las bandas me ha dado un perfil algo más diferenciado al de otros saxofonistas, además del acceso a unos compositores y obras que de otra manera no hubiera sido posible, y es que creo que no me equivoco al afirmar que en el País Vasco predomina claramente la tradición de la música coral por encima de la de las bandas.

Fueron sin duda experiencias muy enriquecedoras y estoy muy agradecido por haber tenido la oportunidad de participar en ellas tan tempranamente. En Musikabi tuve varios profesores de saxofón, entre los que mencionaría a Aitor Nova, porque fue el que me animó a dar el salto y continuar mis estudios en el Conservatorio Francisco Escudero de San Sebastián. Él me ayudó a preparar las pruebas de acceso al Grado Medio y me puso en contacto con la que después sería mi profesora por tres años, Elisabeth Elizalde. Recientemente he tenido la oportunidad de reencontrarme con Aitor y tocar juntos en la Banda Municipal de Vitoria- Gasteiz, lo que ha sido muy emocionante para mí.

Recuerdo perfectamente que Eli fue quién me puso por primera vez grabaciones de Marcel Mule y Daniel Deffayet. Como te puedes imaginar, quedé totalmente fascinado por esa sonoridad y virtuosismo. Después, continué y concluí los estudios de Grado  Profesional en Bilbao, en el Conservatorio Juan Crisóstomo de Arriaga, con Judith Montero. No puedo tener más que palabras de agradecimiento para ella y Roberto Pacheco. Por mencionar algunas cosas, Judith me introdujo a la música contemporánea. Recuerdo que me puso una grabación de Marie-Bernadette Charrier tocando Anubis et Nout, grabaciones de obras de François Rossé, videos de los conciertos que por aquel entonces se hacían en el Aula Internacional de Saxofón de Palma, grabaciones de su proyecto Ornitorrinkus… etc. Además, me animó (o más bien obligó) a asistir al Encontro Galego do Saxofón, donde pude conocer por primera vez a Marie B, Hilomi Sakaguchi y Rodrigo Vila, además de varias personas que después se convertirían en mis compañeros del Grado Superior en Mallorca. En resumidas cuentas, me sacó de la burbuja en la que había estado hasta entonces y me abrió los ojos a los eventos más interesantes que estaban teniendo lugar en el mundo del saxofón. De alguna manera consiguió que me involucrara mucho más en el ambiente musical y que me tomara el saxofón más en serio.

Más recientemente también han sido un ejemplo para mí de cómo es posible mantenerse muy activos y desarrollar proyectos que tienen un impacto muy positivo en su entorno (me refiero a Hernasax, por ejemplo) y a la vez crear una familia y un hogar. Tuvimos la posibilidad de trabajar con Roberto más recientemente en los parciales de la EGO, Joven Orquesta del País Vasco, en los que una vez más demostró su gran saber hacer y su seriedad y profesionalidad a la hora de trabajar.

Retomando mi asistencia al Encontro Galego do Saxofón, considero mi primera asistencia a éste evento y el haber conocido a Rodrigo un punto de inflexión total en mi vida. Entrar en contacto con una pedagogía tan sólidamente fundamentada y coherente, intelectualmente consistente y demostrable en la práctica y una técnica instrumental y virtuosismo interpretativo como el de Rodrigo fue toda una revelación. También me impactó el conocer a gente de mi edad que tenían muy claro que querían dedicarse profesionalmente a la música y que llevaban ya tiempo preparándose para las pruebas.

Yo siempre había tenido en mente la idea de hacer un Superior pero no fue hasta ese momento en que la idea cristalizó, mi verdadera vocación se reveló y mi decisión de dejar la carrera de Odontología y prepararme para las pruebas de acceso tuvo lugar. Como cabía esperar todo el mundo se asustó bastante con la decisión, ¡mi familia y los propios Rodrigo y Judith incluídos! Reacción perfectamente comprensible por otro lado, pues hasta aquel entonces nunca me había tomado el estudio del saxofón con suficiente seriedad y por lo tanto no había suficiente evidencia de que pudiera prepararme y superar unas pruebas de acceso a un grado Superior (y más aun al de Palma). En ese momento empezó una carrera a contrarreloj, en la que debía ponerme al día y adquirir una preparación técnica con la que la gente que se iba a presentar a las pruebas ya contaba. Fue un año duro pero en contra de cualquier perspectiva, finalmente conseguí una plaza en los 3 centros a los que me presenté, el Superior de Palma, Musikene y el Superior de Pamplona.

1537907_676758879078502_692728659_oEntrando ya de lleno en mis años en el Superior de Palma, lo cierto es que estoy muy satisfecho con mi paso por el Aula Internacional de Saxofón del Conservatori Superior de les Illes Balears. He sido muy afortunado en que Rodrigo me apoyara mucho y confiara en mí en un momento en el que otras personas no lo hicieron. Además, invirtió mucho esfuerzo, energía e incluso tiempo personal para que yo saliera adelante, cosa que a mi entender muy pocos profesores hubieran estado dispuestos a hacer.

El Aula Internacional de Saxofón se trata de un aula realmente excepcional, tanto por la calidad de su profesorado y alumnado como por la impresionante agenda de conciertos, giras, masterclasses y demás eventos que genera. A parte de trabajar con Rodrigo de primero a tercero y con Brutti en cuarto, tuvimos la oportunidad de conocer y dar clase con los profesores de los principales másteres de saxofón en Europa (además de prestigiosos intérpretes de otros instrumentos) así como trabajar con compositores de primera categoría. Cabe destacar que contamos con dos visitas al año del legendario Jean Marie Londeix, que siempre eran dos de los momentos más esperados (¡o incluso temidos!) del curso académico.

1604519_10203101788884268_2054427334_n.jpg
Aula internacional de Saxofón de Mallorca: De izquierda a derecha: Guillermo Presa, Sara Méndez, Beatriz Tirado, Tomás Alonso, David Brutti, Nerea Crespo, Roi Barros, José Albarrán, Pablo Goterris, Pedro José Ortiz, Santiago Puime.

Visto con la perspectiva del tiempo, me gustaría añadir que aunque me llevara mejor con unos que con otros creo que aprendí algo de todos y cada uno de mis compañeros del Aula. El trabajo que hicimos con el Mallorca Saxophone Ensemble, dirigido por David Fiuza, especialmente aunque no exclusivamente con la obra Akaitz, de Félix Ibarrondo, sigue siendo una total referencia para mí. En aquella época también tuve la suerte de poder contar con el apoyo de compositores como Mateu Malondra y Octavi Rumbau, que nos ayudaron mucho en nuestros inicios con la música electroacústica, pues sufríamos de un claro desfase entre las obras que queríamos hacer y el conocimiento del software especializado que exigían.

Finalmente, me gustaría mencionar mi participación en dos encuentros de la EGO, dirigida por Juan José Ocón. La orquesta tiene mucha suerte de poder contar con una batuta así desde hace años Allí hice muy buenos amigos y ha sido una de mis experiencias musicales recientes más intensas.

SaxRules: Tras tus estudios en Mallorca, ¿Cómo surge la idea de realizar el Máster en Interpretación en el Royal College of Music de Londres? ¿Qué balance podrías hacer de tu paso por esta institución?

Guillermo: Como he mencionado, durante el Superior de Palma tuvimos la oportunidad de conocer de primera mano a los profesores de los principales másteres de Europa. Me parecía y me sigue pareciendo muy difícil poder encontrar profesores mejores que Rodrigo Vila y David Brutti, por lo que en mi decisión pesó mucho más el buscar una gran institución de alto nivel y referencia internacional, que pudiera proporcionarme las oportunidades y la atmósfera adecuadas para desarrollarme al máximo como músico e iniciar una carrera profesional, que el profesor en sí. Además, buscaba un ambiente que no estuviera influido por la escuela francesa de saxofón (porque estimaba que ya la conocía muy bien), un lugar que me ofreciera otro punto de vista, otra aproximación al saxofón mucho más polivalente… a fin de cuentas, algo completamente diferente de lo que había hecho hasta el momento, con el objetivo de que fuera lo más enriquecedor posible. También un mercado laboral dinámico e inclusivo, que me facilitara un futuro algo más halagador una vez de que mis estudios hubieran concluido.
Creo que la tendencia histórica en España ha sido la de continuar la formación en la Europa continental y yo buscaba intencionadamente un perfil distinto, fruto también de la observación de los pasos tomados por Gabriel Erkoreka, del que realicé una exhaustiva investigación para mi trabajo de final de grado. Tras seguir este razonamiento el Royal College of Music era sin duda el lugar más indicado, el lugar idóneo para ponerle la guinda al pastel de mi formación académica. Por otro lado, Brutti ya había estado tocando y dando masterclasses allí, además de colaborar con Martin y sus respectivos cuartetos de aquella época (el Delta y el Atem Saxophone Quartet, respectivamente) por lo que conocía de primera mano el aula de saxofón, el profesor y el entorno laboral, lo que me ofrecía ciertas garantías.
Respecto a mi profesor de saxofón en el College, Martin Robertson, con la misma honestidad con la que he respondido al resto de las preguntas, tengo que afirmar ahora que aprendí poco de él. Aunque le respeto mucho como saxofonista, hasta el punto de que no dudaría en considerarle uno de los mejores saxofonistas británicos de nuestra época, con el que probablemente sólo podría competir John Harle, no puedo decir lo mismo de su faceta pedagógica. Lo cierto es que ha realizado proyectos y grabaciones muy interesantes, muchos de ellos fruto de su colaboración con el compositor Mark – Anthony Turnage y ha tocado con algunas de las mejores orquestas del mundo, como la Berliner Philharmoniker, la LA Philharmonic, la London Symphony Orchestra… etc. Además, es de los pocos saxofonistas clásicos cuya principal fuente de ingresos es la interpretación y no la enseñanza, por lo que me parecía un perfil muy interesante. No obstante, (y este es un diagnóstico muy personal) creo que ya está cansado del saxofón clásico y contemporáneo y su enseñanza, y que hoy en día disfruta mucho más del jazz y la música improvisada. Desde luego, las clases en las que le vi realmente entregado y apasionado fueron aquellas en las trabajamos ese tipo de música. No obstante, como ya señalé al principio, esto no ha sido demasiado preocupante para mí, sino que de lo que realmente he disfrutado es de todos los proyectos que he podido realizar, tocando en varias óperas, con diversos ensembles (tanto de música clásica y contemporánea como de jazz) y también de solista, la colaboración con los alumnos de composición, el poder conocer de primera mano las experiencias, la manera de trabajar y el pensamiento de grandes personalidades como Bernard Haitink, Steve Reich, Maxim Vengerov, Chaya Czernowin, el Nikel Ensemble, el poder tener clases de música electroacústica con un creador de la talla de Gilbert Nouno, el poder establecer contactos a nivel internacional que ya han empezado a dar sus frutos, la asistencia a conciertos que se han quedado grabados en mi memoria, investigar el repertorio gracias a los recursos de la biblioteca, trabajar obras que me habían quedado pendientes del Superior… etc. Me dejo cosas en el tintero pero puedo afirmar que estoy muy satisfecho con mi paso por el centro y ¡me parece una lástima que los dos años hayan pasado tan rápido!

SaxRules: A nivel musical, ¿qué echas de menos de Londres?

Londres es una ciudad con una agenda musical y artística absolutamente desbordante. No sólo eso, cuenta con una economía realmente dinámica (es una de las ciudades que más crece del mundo), un liberalismo político y social que ya desearía para España y es la referencia absoluta y modelo a seguir para la formación académica en los países anglosajones y asiáticos. Quizás a nivel musical tenga una escena algo más conservadora que la Europea (o quizás menos inclinada hacia las creaciones más experimentales), tendencia histórica que, por otro lado, están haciendo notables esfuerzos por modificar.

Creo que lo que más echo de menos es poder encontrarme con músicos provenientes de todos los rincones del mundo, con los jóvenes intérpretes y compositores de mayor talento de todos los países, cuyas carreras confluyen en una institución como el Royal College of Music y en una metrópolis como Londres. El País Vasco cuenta con intérpretes y compositores de altísimo nivel, aunque naturalmente, la escena sea menos internacional.

SaxRules: Háblanos de Inflexio Saxophone Dúo.

Guillermo: El Inflexio Saxophone Dúo es sin duda el grupo de cámara más exitoso entre aquellos en cuya creación y desarrollo he participado. Surge en el 2014 junto con Sara Méndez. Creo que surgió condicionado por la dificultad que sentíamos, al aproximarse el final de nuestros estudios de grado superior, para encontrar a otras personas con las que pudiéramos tener una conexión total en nuestra manera de entender el saxofón y la interpretación. También surge por un genuino interés por investigar el repertorio original ya existente para la formación, en el que descubrimos y difundimos obras muy interesantes prácticamente desconocidas, así como contribuimos a su ampliación.
DSC_0366
Guillermo con el compositor Piyawat Louilarpprasert

Con el Inflexio Saxophone Duo hemos realizado muchos conciertos, destacando los realizados en la Royal Academy of Arts, dentro del programa “In Tune with the Summer Exhibition”, el Victoria & Albert Museum, la Royal Academy of Music, el VII Mallorca Saxophone Festival, la Semana Musical Aita Donostia… etc. Hemos encargado y estrenado obras a jóvenes compositores de mucho talento, como los tailandeses Piyawat Louilarpprasert y Thanakarn Schofield, el singapurense Bertram Wee y el suizo Nathanael Gubler, entre otros.

18738956_1301008000015539_1626536480700116414_o.jpg
Sara Méndez Arias y Guillermo Presa
Pero sin duda alguna el momento más especial que vivimos fue nuestro paso por el TMAO Saxophone and Composition Festival, que tuvo lugar en Bangkok en abril de este año. Aprovecho para agradeceros el apoyo recibido desde SaxRules, con la difusión de los eventos y de los vídeos en directo. Fue una semana muy intensa en la que visitamos instituciones como el College of Music de la Mahidol University, la Rajchapat Bansomdej Chaophraya University y el Assumption College. En estos centros impartimos masterclasses y ofrecimos conciertos en los que también participó George Pruksavanich. Además, en la Mahidol también realizamos un workshop en el que trabajamos con compositores como Jiradej Setabundhu, Attakorn Sookjaeng y con alumnos inscritos al curso. ¡Fue una experiencia inolvidable y espero que se repita pronto!

IMG_9889SaxRules: ¿Tu momento más dulce como músico?

Guillermo: Si tuviera que escoger uno sería mi recital de final de carrera en el Conservatori Superior de les Illes Balears. Fue uno de esos momentos en los que uno se siente totalmente cómodo tocando, consistente técnicamente, totalmente identificado y compenetrado con las obras que estaba defendiendo… La temática de mi programa fue la música contemporánea de compositores de nuestro entorno, como los vascos Gabriel Erkoreka y Guillermo Lauzurika, el catalán Hèctor Parra y el madrileño José Manuel López – López. Además, tuve la suerte de poder contar con mi amigo el percusionista Roberto Maqueda y David Brutti a cargo de la electrónica para la ocasión. Fue un gran esfuerzo que mereció el reconocimiento del tribunal.

SaxRules: Menciona a las 5 personas que más te han influido como músico.

Guillermo: Voy a hacer un esfuerzo por ceñirme al número de personas que me solicitas en esta pregunta, aunque me tomaré la libertad de realizar una pequeña división a la hora de responder. Por un lado, me gustaría nombrar a 4 personas que me han influido directamente, que son Rodrigo Vila, David Brutti, Jean-Marie Londeix y Rumiko Harada. Rumiko es una clavecinista y pianista especializada en la música barroca y del clasicismo, gracias a la cual pudimos realizar una aproximación informada a la música barroca. Especialmente memorables fue la inmersión que hicimos en el barroco francés, sobre todo en la música de François Couperin, una auténtica joya.

Por otro lado, mencionaré a un saxofonista con el que obviamente no he trabajado pero que considero como un referente, como es Sigurd M. Raschèr y su escuela, destacando el Ràscher Saxophone Quartet. Me parecen francamente admirables su lealtad casi radical a la idea inicial de sonoridad creada por Adolphe Sax, su intelectualidad visionaria en el establecimiento de un repertorio  y sobre todo la profesionalidad de sus interpretaciones fruto de su extraordinaria calidad técnica (homogeneidad en los ataques, timbres y densidad del sonido a lo largo de toda la familia de los saxofones), muy difícil de reproducir y encontrar en otros conjuntos de saxofones, salvo quizás el Mallorca Saxophone Ensemble.

SaxRules: Set-up.

Guillermo:

  • Saxofón Soprano Selmer Paris Serie III Jubilee – Boquilla Vandoren S15 ó S27 – Cañas Légère Signature del 3 o 3 1/4.
  • Saxofón Alto Selmer Paris Serie III Jubilee – Boquilla Vandoren A28 – Cañas Légère Signature del 3 y 1/4.
  • Saxofón Barítono Selmer Paris Serie III Jubilee – Boquilla Vandoren B35 – Cañas Légère Classic del 3.
  • No tengo mi propio saxofón tenor, pero siempre que es posible prefiero tocar con instrumentos Selmer. Boquilla Vandoren T20 – Cañas Légère Signature del 3 y 1/4.

SaxRules: Ya de vuelta de Londres he visto que has comenzado a trabajar en la Banda Municipal de Vitoria-Gazteiz. Háblanos tus proyectos futuros.

Guillermo: Sí, en realidad ha sido éste trabajo el que me ha hecho tomar la decisión de volver al País Vasco. Llevo en torno a mes y medio tocando el barítono en la Banda Municipal de Vitoria – Gasteiz y la verdad es que estoy encantado. Hay un buen ambiente de trabajo entre los compañeros, que además me han acogido muy bien, y una actividad realmente dinámica con diversos programas, conciertos, colaboraciones con otros instrumentistas y coros de la ciudad… etc. En el tiempo en el que llevo en la Banda hemos estado trabajando con el Director adjunto Iker Olazabal, con el que me siento muy cómodo en su manera de trabajar, y pronto tendremos la oportunidad de trabajar con directores de la talla de Pascual Vilaplana.

Respecto a mis proyectos futuros, actualmente estoy trabajando en el establecimiento de un grupo de música de cámara y la organización de una gira europea con mi amigo George W. Pruksavanich. Por otro lado, estoy cerrando un concierto con una orquesta de la región que me ha pedido hacer el Glazunov con ellos. ¡No quiero revelar más detalles por ahora, pero estoy seguro de que los conoceréis pronto!

SaxRules: Sueña y pide un deseo como músico.

Guillermo: Como músico espero poder desarrollar proyectos que pueda defender sólidamente y con los que mantenga una complicidad intelectual en su creación y producción. Me encantaría poder establecer un grupo de cámara con la ambición de llegar a diversos públicos, no sólo a los más preparados o académicos, si no que también al público más amplio y que pudiera mantenerse y desarrollarse a lo largo del tiempo.

SaxRules: Muchísimas gracias Guillermo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.