SaxRules.com con Lois Alén González

DSCF8338Hoy vamos a entrevistar a un saxofonista de Silleda (Pontevedra) que se inicia en el saxofón de la mano de José Fungueiriño para posteriormente estudiar en el Conservatorio de Santiago de Compostela con Pablo Coello. Realiza sus estudios superiores en el Conservatori Superior de Música de Illes Balears en una época en la que coincidieron allí como profesores: Andrés Gomis, Rodrigo Vila, José Miguel Cantero y Ana Lencina.

Obtiene el Máster en Solo Performance en la prestigiosa clase de Daniel Gauthier en la Hochschule für Musik und Tanz en Colonia (Alemania) y en la actualidad finaliza estudios de Bachelor en Pedagogía y Master of Music en la especialidad de Música de Cámara en la Hochschule für Musik und Tanz en Köln, con  Harald Schoneweg, Anthony Spiri  y el Cuarteto Casals.

Pertenece al trío Affekti (Saxofón, Violín y Piano) junto a Sara Etelävuori y Susanna Kadzhoyan.

Hoy entrevistamos a Lois Alén González:

SaxRules: Lois, háblanos por favor de tus inicios y formación musical en Santiago de Compostela

Lois: Primero de todo Rafa quería agradecerte que me hagas esta entrevista, y por supuesto agradecerte también la labor que de difusión del saxofón que estas llevando a cabo.

Empecé a tocar el saxofón a los 15 años. Llevaba tocando el piano desde que tenía 7, pero no de forma muy seria y sentía que no era mi instrumento. Al poco de empezar a tocar participé en el primer Curso de Saxofón de Merza con Pablo Coello. Entonces ya  había presentado la solicitud para realizar las pruebas de acceso al Conservatorio Profesional de Santiago de Compostela que había abierto solo un par de años antes. Por un lado mucha gente creía que no las iba a pasar  y me intentaron desanimar bastante, y por otro lado estaban mis padres que siempre me han apoyado y ayudado. Al pasar el verano aprobé la prueba de acceso y empecé a estudiar allí pocos meses después de haber empezado a tocar el saxofón.

Mis primeros profesores fueron José Fungueiriño y Pablo Coello. En aquel momento no pensaba en dedicarme a la música, la verdad es que ni siquiera me planteaba qué quería hacer. Tenía claro que me encantaba la música,  el saxofón, las infinitas posibilidades del instrumento y su música. Solo sabía que tenía que tocar. Estudié en Santiago durante tres años. Pablo creó una clase muy activa, realizaba diferentes proyectos y conciertos con nosotros (incluyendo por ejemplo un monográfico de la música de Jean-Baptiste Singelée) y le apasionaba la música contemporánea. Recuerdo tocar mi primera obra  para saxofón y cinta ya en mi primer año. Tengo muy buenos recuerdos de esos años, aunque Pablo se fue en mi último año allí.

Conocí a Rodrigo, el profesor del aula de Mallorca, en el segundo Curso de Saxofón en Merza, justo después de mi primer año en Santiago. En ese curso me dijo que me fuese a estudiar a Mallorca, así que durante mi último año en Santiago tenía un plan que seguía estrictamente. Por aquel entonces vivía en Silleda, un pueblo muy pequeño que está a una hora de Santiago. Para educarme y formarme como músico, me propuse escuchar al menos una hora de música clásica cada día, por lo que recuerdo que mi padre me compró una colección de CDs de Deutsche Grammophon, y solía utilizar los viajes diarios en coche para escucharlos. Llegaba al conservatorio cada mañana a las 9 para asegurarme que lo haría lo mejor que pudiese. Me hice muy amigo de los pocos alumnos que estudiaban allí por las mañanas. Ninguno era saxofonista. Eran clarinetistas, pianistas, cellistas… Hablábamos de música, analizábamos obras, nos motivábamos los unos a los otros, estudiábamos, comíamos juntos e íbamos a las clases por las tardes. De ese grupo de amigos todos tenemos la suerte de dedicarnos a lo que nos gusta y somos todos músicos profesionales. Realmente creo que para poder alcanzar todo tu potencial como músico, no solo como instrumentista, uno debe influenciarse por toda la música y todo tipo de gente y músicos. De alguna forma los músicos con los que me he cruzado en la vida han tenido  a la larga al menos tanta influencia en mí como mis profesores.

IMG_0005-EditSaxRules: Tras tus estudios en la península continuaste en el Conservatori Superior de Música de les Illes Balears, coincidiendo con la etapa en la que dicho conservatorio trabajaban Andrés Gomis, Rodrigo Vila, José Miguel Cantero y Ana Lencina, teniendo como compañeros a Ángel Soria, Pedro P. Cámara, Joaquín Saez, José Manuel Bañuls, Adrián Pais, Beatriz Tirado, etc. Cuéntanos tu experiencia en la isla.

Lois: Mallorca era el sitio perfecto para estudiar saxofón en aquel momento. No solo porque durante el invierno había pocas cosas que hacer en la isla, y lo único que podía  hacer uno era estudiar y pasar tiempo con la música y el instrumento, sino también por las posibilidades que la clase de saxofón de Palma ofrecía en ese tiempo. Teníamos conciertos cada mes y masterclasses casi todos los meses, sobre todo en mis últimos años allí. Hicimos varios tours fuera de España, estrenábamos obras y aprendíamos nuevo repertorio a un ritmo muy rápido y a un nivel muy alto, y teníamos mucha presión, pero en el buen sentido de la palabra. La verdad es que fue muy afortunado.

Para mi era como un mundo totalmente nuevo. La primera vez que cogí un avión fue cuando llegué a Mallorca un mes antes de las pruebas de acceso. Estaba entusiasmado y muy motivado. Había oído tocar a algunos alumnos de Mallorca en el curso de Merza y sabía que la clase tenía un gran nivel. Todavía recuerdo estar estudiando en una de las aulas antes de las pruebas cuando de repente Andrés (Gomis) entró en el aula y me dijo que fuese a casa a buscar ropa negra por que Rossé quería que tocase en una de las improvisaciones del concierto de esa tarde. Era un sitio increíble!

El ambiente de clase era muy bueno, se daba por hecho que uno estudiaba lo máximo posible, desde las 8 de la mañana hasta lo que se pudiera. El conservatorio estaba lleno de saxofonistas. Se trababa de ser lo mejor que se pudiese, así que se estudiaba o se ensayaba hasta que fuese perfecto.

SaxRules: Tras tu etapa en Mallorca realizaste varios master en Colonia. Cuéntanos cómo surgió el salto a Alemania. Haz un balance de tu paso por Alemania.

Lois: Conocí a Daniel Gauthier en una masterclass en el Mallorca Saxophone Festival, y me gustó mucho. Era diferente. Hablaba de cosas de las que ningún otro profesor me había hablado antes. Me encantó su sonido y quería saber más. Fue en Colonia cuando me quedó realmente clara la importancia de tener un sonido propio, personal. Fue durante estos primeros años en Alemania que fue capaz juntar las piezas del puzzle que supone tocar el saxofón, todas esas cosas que había aprendido en los años anteriores en España pero que no había entendido completamente. Al final se trata de recopilar diferentes informaciones y consejos y juntarlo todo en tu propio sonido y forma de tocar.

Durante el primer año en Colonia, Daniel nos juntó a cuatro alumnos para hacer un cuarteto, porque quería que fuésemos a un concurso en Berlín. Se trataba del concurso de música de cámara Mendelssohn-Bartholdy, y en enero de ese año ganamos el tercer premio. Cuando tenía 16 años nunca me imaginaba que en un futuro estaría en Alemania tocando concursos, música de cámara, conciertos… cómo saxofonista profesional. Pero Alemania es un lugar genial para un músico. La música está por todas partes, está presente en tu vida, seas músico o no: a cualquier sitio que vayas te encuentras posters de conciertos, la gente respeta la música y a los músicos y tienen una cultura musical y entendimiento muy grande. Es simplemente como la cultura es aquí. Todo el mundo respeta la música como profesión. Así que la base y el entendimiento está ya ahí, todo lo que tienes que hacer es presentarte a ti mismo y la música de forma que al público le guste y pueda conectar contigo. Y no me refiero a hacer rock o pop con una orquesta sinfónica, sino a respetar la música. Creo que por mucho tiempo los saxofonistas han estado un poco en su propio mundo, pero a mi me ha quedado claro que música es música, sin importar el instrumento que toques, siempre y cuando respetes la música y al compositor.

Por ejemplo, con mi trío de cámara nos presentamos para formar parte de una organización que se llama Live Music Now fundada por el famoso violinista Yehudi Menuhin, quien creía que la música debería ser un privilegio de todo el mundo, no solo de los músicos, y él quería a su vez dar ayuda y soporte a los artistas jóvenes promoviendo conciertos en lugares donde la música clásica no se escucha normalmente, como en hospitales, colegios, residencias e incluso cárceles. Estos conciertos nunca se me olvidarán: tomamos la decisión con el trío de no alejarnos en nuestros conciertos del repertorio de compositores clásicos, y no subestimar al público tocando música “fácil de escuchar” en ellos. Es increíble lo que la música puede hacer, y estos conciertos me han recordado y confirmado este hecho. Nuestro primer concierto en Live Music Now fue en un colegio para niños con discapacidad severa. Tocamos dos veces en dos días consecutivos. Allí había un niño que estaba especialmente emocionado por la música. Estaba sentado en una silla de ruedas y solo podía hablar a través de un pequeño ordenador conectado a su silla. Pero en el momento en que empezamos a tocar no podía para de moverse e intentar cantar a la vez que nosotros tocábamos. Su clase solo venía a este primer concierto, ya que la otra parte de la escuela vendría el segundo día, pero él insistió en quería venir otra vez al día siguiente. Así que al otro día vino vestido para la ocasión, y se había preparado en casa un discurso en su ordenador para explicarle a sus compañeros lo que iban a escuchar. Eso nos conmovió tanto que lo incluimos en el concierto y saludó con nosotros al final.

DSCF8271.jpg

SaxRules: Estás muy activo con el Trío Affekti. Háblanos de esta agrupación. 

Lois: Trio Affekti es un grupo único formado por saxofón, violín y piano. Somos el primer ensemble de estas características, por lo menos en Alemania, al que se le permite hacer un máster oficial en música de cámara. Ningún grupo como el nuestro lo había hecho antes. Nos decían que no había suficiente repertorio, pero el hecho es que que el repertorio no sea conocido no significa que no exista o que no merezca la pena tocarlo. Este mes de junio acabaremos el máster de música de cámara, y estamos realmente contentos de que al final todo haya funcionado.

La formación original del trio, la violinista Sara Etelävuori de Finlandia, Althea Chan de Hong Kong y yo mismo, nos conocimos en el curso de alemán que todos los alumnos de la Hochschule deben hacer. Yo no llevaba casi nada de tiempo en Alemania o en la Hochschule, por lo que fui muy afortunado de encontrar buenos músicos con los que tocar desde tan pronto. (Por razones personales, Althea, nuestra pianista, tuvo que, lamentablemente, marcharse de Alemania, pero somos muy afortunados de tener un nuevo miembro, Susanna Kadzhoyan, que actualmente es profesora de piano en la Hochschule en Colonia. El cambio ha sido sorprendentemente fácil. Ella tiene la misma forma de trabajar que nosotros y nos entendemos muy bien.)

No puedo esperar a ver que podemos alcanzar en el futuro. Tocamos conciertos de forma regular, pero hay muchas más cosas que queremos hacer. Para mí la música de cámara es la forma más alta y pura de hacer música. En el aspecto individual uno debe estar en lo más alto de su nivel, musical y técnicamente, para que así el grupo tenga las menores limitaciones posibles. Uno debe interactuar en el escenario con distintas personalidades y estados de ánimo, reaccionar muy rápido para llegar a un resultado conjunto. No puede haber una interpretación egoísta, al menos ninguna que valga la pena ser escuchada.

SaxRules: Nombra a los 5 personas que más te han influido a nivel personal/musical.

Lois: Esta es una pregunta complicada. En ocasiones el efecto que la gente tiene en uno varía dependiendo de quién eres en el momento en que aparecen en tu vida. Y en cuanto a mí, siento que ha habido ciertos momentos importantes en mi vida en los que han estado presentes en igual importancia varias personas. Por ejemplo, estaría mal mencionar a una sola persona de mi etapa en Santiago o en Mallorca, porque lo importante fue el grupo en si, con Pedro, Javi, Julio, Juan, Adrián, Ángel, Quino, Miguel, Ana, Andrés, etc…

En Colonia tuve el privilegio recibir clases de música de cámara del Cuarteto Casals, y siempre estaré agradecido por ellas y las recordaré. Pero debo mencionar especialmente a Jonathan Brown, el viola del cuarteto. Me siento muy cercano a la forma en la que explica y entiende la música, y él me ha ayudado a entender muchas cosas y a cómo poner mis ideas en práctica en el saxofón, y aunque él no sea saxofonista, ha apoyado y apoya mucho al trío Affekti. Es una persona muy humilde y un músico brillante por el cual tengo un gran respeto.

También tuve la oportunidad de asistir a varias clases con Jean Marie Londeix, y aunque hayan sido pocas, ha tenido mucha influencia en mí. Siempre he escuchado sus grabaciones y lo sigo haciendo. 

Pero una de más grandes influencias que he tenido es probablemente Sara Etelävuori, la violinista de Trio Affekti. He crecido mucho tanto musical como personalmente en todo este tiempo que he estado en Colonia, y llevo tocando con ella desde el principio de esta etapa. Es uno de los mejores músicos que he conocido, con una gran pasión por lo que hace y una capacidad de trabajo increíble. He aprendido mucho de ella, de las largas conversaciones sobre música, los ensayos interminables y las criticas sinceras, pero sobre todo de oírla tocar.

Y debo mencionar por supuesto a mis padres, que me enseñaron a esforzarme y me dieron su apoyo cundo decidí dedicarme a esto relativamente tarde.

SaxRules: ¿Tu momento musical más dulce?

Lois: Pues ha habido muchos, pero creo que me quedo con el concierto de Live Music Now que mencioné antes. Fue nuestro primer concierto de este tipo, sinceramente no sabíamos que esperarnos y estábamos un poco nerviosos. Los niños eran bastante ruidosos e inquietos cuando llegamos. Habíamos decidido empezar el concierto con Telemann. Fue increíble, en el momento en que empezamos a tocar todos se quedaron en silencio. Yo no tenia ni idea de que pasaba, incluso pensé que se estaban quedando dormidos. Pero luego cuando me fijé en ellos vi como estaban todos sonriendo y disfrutando de lo que escuchaban. Estaban en silencio porque querían escuchar. El niño que estaba más enfermo de todos, en silla de ruedas, incapaz de sostener solo su cabeza o hablar por si mismo, del que he hablado antes, me impacto mucho. Él vivía la música, le encantaba. Y fue increíble hablar con los niños después del concierto, porque ellos hablaban sinceramente de la música, de una forma que muchos adultos no son capaces, incluso sin tener ningún “conocimiento” sobre ella. Los niños son capaces de entender cosas de una forma más pura y fundamental, y eso me hizo entender la gran responsabilidad que tenemos los músicos. No se trata del tamaño de la sala en la que toquemos o de la fama del festival, sino de tocar para alguien que escuche de forma sincera.

SaxRules: Set-up.

  • Saxofón Soprano Yanagisawa Elimona, boquilla Selmer Concept, cañas Vandoren 3 1/2
  • Saxofón Alto Selmer Mark VII, boquilla Selmer Soloist D, cañas D’Addario 3 y Légère 3 1/4
  • Saxofón Tenor Selmer Serie III, boquilla Vandoren T20, cañas Vandoren 3 1/2
  • Saxofón Barítono boquilla Selmer D, cañas Vandoren 3 1/2

SaxRules: Próximos proyectos.

Lois: Pues en junio de este año vamos a terminar nuestro master de música de cámara, y también este verano acabaré el Bachelor en pedagogía, así que hay bastantes cosas en la Hochschule en este momento. Queremos grabar un CD con Trio Affekti, ya que tenemos muchas obras nuevas y buenas transcripciones que funcionan muy bien y no han sido tocadas en grandes salas todavía de una forma seria.

También me encanta dar clases, y me gustaría tener algún impacto en el mundo del saxofón, devolver algunas cosas que he aprendido y seguir construyendo el respeto por este instrumento y sus intérpretes. Creo que es importante que los saxofonistas empiecen a tomar el asunto en sus propias manos, siendo activos en el mundo freelance, tal y como los instrumentistas de cuerda y pianistas hacen, creando sus propias oportunidades.

SaxRules: ¡Muchísimas gracias Lois!

Para más información sobre Lois Alén o el Trio Affekti, haz clic en su página web.

Captura de pantalla 2018-01-27 a las 0.10.45.png

Captura de pantalla 2018-01-27 a las 20.11.36

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.