_MG_2032

El currículum del saxofonista al que entrevistaremos es impresionante.

Este alicantino de San Juan ha realizado conciertos por todo el mundo y en los mejores escenarios. Como solista ha actuado con muchas orquestas y agrupaciones diferentes. Varios conciertos suyos han sido retransmitidos por los canales nacionales de televisión de Francia, Italia, España, Suecia e Inglaterra.

Es fundador y director artístico de uno de los grupos míticos de música contemporánea como es el Sax-Ensemble. Una agrupación que precisamente cumplirá la friolera de 30 años en activo el año que viene y que acaba de grabar un disco monográfico de Enrique Muñoz. Este sería su décimo séptimo Cd grabado, además de 2 Dvds. El compromiso de esta agrupación con la música contemporánea es evidente ya que ha estrenado  unas 160 obras.

Toda su actividad musical ha ido en paralelo con su actividad docente. Habiendo impartido cursos por toda la geografía española y siendo en la actualidad Catedrático de Saxofón en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid.

Hoy entrevistamos a Francisco Martínez.

SaxRules: ¿Podrías hacer un balance de tu experiencia docente?

Francisco Martínez: Es muy difícil hacer un balance de 35 años en un párrafo. Solo decir que para mí es una experiencia muy satisfactoria que comenzó en el Conservatorio de Muchamiel (1. Ver notas al final) (Alicante) y tras el paso por otros centros me ha llevado al Real Conservatorio de Madrid. He tenido la suerte de vivir periodos importantes de nuestra historia del saxofón y conocer a gente tan importante como Marcel Mule, François Daneels, Frederick Hemke, Eugene Rousseau, Jean Marie Londeix, Serge Bichon y por supuesto a Daniel Deffayet. Con todos ellos la experiencia personal y pedagógica ha sido fantástica y aprendí muchísimo. Por supuesto quien más me enseñó fue de Daniel Deffayet (2), que ha sido en realidad el profesor que más tiempo de docencia me ha impartido.

Todo ello he intentado transmitirlo  en cada momento a mis alumnos, pero el método varia con los años. En un primer momento lo que hacemos todos es imitar, lo hacemos como alumnos y también como profesores cuando somos jóvenes, tratando de emular a nuestros ídolos. Todos lo hemos hecho en mayor o menor medida y es el sistema pedagógico más antiguo. Más tarde te das cuenta de que tienes que tener claros unos objetivos por encima de otros, no sirve solo la mera repetición,  un alumno no puede retener cincuenta conceptos en una clase, sino dos o tres conceptos principales como mucho, los cuales tendrá que ejercitar hasta la próxima clase,  y entonces te das cuenta que en realidad tienes que racionalizar el contenido de tus clases, no esparcir miles de ideas e insistir verdaderamente en las importantes.

Todos esas nociones van dirigidas a alcanzar determinado reto técnico o interpretativo (competencia técnica del instrumento, o artística o de interpretación como se dice ahora) y los estudios y la obra que están estudiando los alumnos en ese momento deben estar coordinados con los objetivos o retos que pretendes alcanzar en cada instante. Ese es mi método y estoy contento con los resultados, un gran número de profesores y solistas de un modo u otro han pasado por mi aula y estoy satisfecho de ello.

Por supuesto también tuve la suerte de disfrutar la expansión que  el saxofón vivió en nuestro país a partir de mediados de los ochenta, como tantos otros compañeros, todos los de mi generación y posterior, que no detallo por no olvidar a nadie pero que de Alicante precisamente salió una muy buena cosecha. Fuimos la generación que nos formamos fuera, y aprovechamos  el crecimiento de los conservatorios y centros de enseñanza musicales de nuestro país para establecernos, y pudimos transmitir nuestros conocimientos a todos los jóvenes que acabaron sus estudios a partir de mediados de los noventa y que fueron poco poco formando una de las escuelas más importantes de Europa. A finales de los noventa nuestros alumnos ya se codeaban con los mejores en los concursos europeos y en el conservatorio de París, etc.

SaxRules: ¿Cómo surgió Sax-Ensemble y qué evolución ha tenido?

Francisco Martínez: El Grupo Sax-Ensemble nació en 1987 como evolución del Cuarteto de Saxofones de Alicante(3) del que también formé parte. Ya residía entonces en Madrid y todos  teníamos que adaptarnos al grupo a poder ensayar y hacer la principal actividad artística en dicha ciudad, aunque nunca ha abandonado el grupo sus raíces alicantinas. Fueron los II Encuentros Europeos del Saxofón (4) que organizamos en Alicante en 1987 los que vieron nacer al grupo y más tarde las innumerables Universidades Europeas del Saxofón que realizamos en San Juan, mi pueblo natal fueron otras de las actividades que organizo el grupo en la provincia. Este año mismo la Sociedad Musical la Paz de San Juan me organiza un homenaje y el grupo colaborara también.

En estos años la evolución ha sido fantástica, primero porque he tenido a unos compañeros excelentes y segundo porque el proyecto no tiene parangón en Europa. Es decir fue la primera vez que surgió un grupo con cuarteto de saxos, piano y percusión. Las posibilidades eran fantásticas, tratábamos de imitar al grupo contemporáneo de los sesenta que era el cuarteto de cuerda con piano y percusión. Los resultados han superado las expectativas y todos los grandes compositores españoles nos han escrito. Hemos hecho más estrenos que ninguna orquesta sinfónica en este tiempo, llegamos a ser  la única entidad que realizó un concierto homenaje y monográfico a Luciano Berio el año de su fallecimiento, hemos sido la representación de Radio Nacional de España en el día de Euroradio con un concierto retransmitido a toda Europa en directo (otros países lo hacían con orquestas sinfónicas). Hemos sido la única orquesta de un ballet, o de una ópera, aclamados en dos  ocasiones por la crítica del Festival de Alicante como mejor agrupación o mejor concierto de todo el festival, y nos concedieron el Premio Nacional de Música de 1997, con solo diez años de nuestra historia y nunca lo había obtenido una agrupación de cámara.

La verdad es que el próximo año es el treinta aniversario y el reto es difícil para mantener la intensidad y sobre todo la calidad de la actividad artística, pero, ya haremos  balance más delante de ese aniversario.

SaxRules: Con tantos años de experiencia, ¿podrías compartir algunas anécdotas o curiosidades del Sax-Ensemble?

Francisco Martínez: Anécdotas siempre hay y es difícil seleccionarlas. 

Uno de los viajes que más recordamos fue al Congreso Mundial de Canadá en Montreal. Fuimos el grupo al completo y a nuestro director en ese momento hubo que llevarlo al hospital. Todo sin consecuencias porque fue a posteriori de la actuación.

El regreso de un concierto en Burdeos consistió en tres vuelos haciendo escala en Montpellier y en Valencia y tardamos 24 horas casi, todo por culpa de la niebla pero lo que más recordamos fue que a Juanjo (nuestro percusionista) se le cayó un tom tom al suelo en un solo (la peor percusión que hemos tenido ha sido siempre cuando la pone un conservatorio, incluido el último congreso mundial).

Otro de los viajes más bonitos que recordamos fue el Festival Música y Danza de Granada donde actuamos acompañando a la Compañía Andaluza de Danza con el bailarín José Antonio y Tamara Rojo, y fue la ciudad donde nos entregaron el Premio Nacional de Música.

También recuerdo con alegría nuestro viaje a Lisboa y el concierto de Philip Glass con la Orquesta Sinfónica Portuguesa (5), o la producción con José Ramón Encinar del Don Perlimplin de Lorca y música de Bruno Maderna, que nos llevó incluso a la Fenice de Venecia.

Ya por narrar  una un poco más concreta, en 1994 mi querido amigo José García Román nos llevó a las Jornadas de Música Contemporánea de Granada y en el hotel me encontré con Franco Donatoni en el Restaurante comiendo espaguetis con tomate y rodeado de una gran servilleta que le cubría su amplio perímetro. Yo ni corto ni perezoso le dije: maestro admiramos su música, mañana  interpretamos su cuarteto y nos gustaría poder realizar un estreno suyo, “bene, bene, domani parliammo…” me contesto. Nos escuchó en el concierto y al año siguiente tuvimos el honor de estrenar una pieza que llamaría Rasch II, y una carta que decía que como nunca nadie había interpretado tan bien su pieza Rasch, excepto el cuarto Rascher que tanto admiraba a nosotros decidió llamarnos Rascher II (de ahí el  nombre de Rasch II de la pieza).

Recientes también podría contar muchísimas, porque además de buenos músicos, me lo paso muy bien con mis compañeros de saxo: Francisco Herrero , Pilar Montejano y Miriam Castellanos.

SaxRules: Hemos leído que serás el presidente de la comisión del EurSax 2017, ¿Nos puedes adelantar alguna información de lo que traerá este congreso europeo?

Francisco Martínez: Bueno no es exactamente así, al término del “I Congreso Europeo del Saxofón” llevado a cabo en Ciudad Real en 2014, se eligió un Comité Europeo del Saxofón  formado por Claude Delangle, Arno Bornkamp, Alain Crepin, Lars Mlekusch, Marco Gerboni, Miriam Castellanos y Henrique Portovedo. Posteriormente ese comité se organizó eligiendo a un presidente, recayendo  en mi persona la designación. Queremos distinguirnos del congreso mundial formando un comité en el que haya al menos un representante de cada país, y que sea ese comité el que elija la mejor candidatura para el congreso siguiente.

Sobre el II Congreso Europeo del Saxofón de Oporto, la oportunidad para el impulso del saxofón en Europa es excelente. Los medios musicales de la ciudad de Oporto y en parte de Portugal están a disposición del saxofón y eso hay que celebrarlo. Nada que ver con la organización que hicimos aquí que  si bien fue un éxito, sin duda, tanto artístico como de público,  solo obtuvo 5.000 € en total de ayuda del estado español (contando comunidades , diputaciones etc.) y el resto lo pusieron los asistentes, las marcas comerciales y la Fundación Sax-Ensemble, que tuvo que acudir en ayuda de la ASE y financiar el evento porque si no hubiere sido un fracaso. Pero no fue así y se cultivó el germen de un congreso diferente al mundial, donde se apoya más la pedagogía, la investigación y la representación plurinacional europea  de nuestro instrumento y con menos arbitrariedad.

El proyecto de Portugal es muy ilusionante, en primer lugar nuestros hermanos han sido capaces de constituir la Asociación Portuguesa del Saxofón que será quien organice el evento y continúe después con sus propias actividades nacionales.

El II Congreso europeo tendrá lugar entre el 11 y el 14 de julio de 2017 en Oporto en la Casa da Música. El congreso lanzará su web el 1 de octubre y   el plazo de inscripción será entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre de 2016.

Las instalaciones serán las de la Casa da Música de Oporto que son magníficas y la actividad contara con la Orquesta de ese Auditorio, La Banda Sinfónica Portuguesa, un grupo de Música Contemporánea y una Big Band/ Jazz Orchestra, todos grupos profesionales de alto nivel.

La organización está formada por profesores de todo Portugal y cuenta  con la asesoría de Henrique  Portovedo y yo mismo como representantes del Comité Europeo del Saxofón.

Espero que  la actividad sea un éxito enorme y que abra las vías para que las escuelas europeas del saxofón y todos los artistas europeos de este instrumento estemos más conectados, más hermanados, más unidos en estrecha colaboración hacia un proyecto cultural común que se desarrolle en paralelismo con el proyecto común de convivencia que es la Unión Europea.

SaxRules: Estaremos atentos a este II Congreso Europeo. Por otro lado ¿nos puedes hablar del último disco grabado por Sax-Ensemble?

Francisco Martínez: Es uno de los discos más grupales que tenemos,  excepto una obra de saxo solo y electrónica (Isla) el resto son obras de cámara, unas escritas para nosotros para nuestra plantilla estándar (Teatro de la memoria y Cuerpo Festivo) de cuarteto de saxos con piano y percusión, otras como Objetos en la Oscuridad para nuestra plantilla de cámara:   flauta, clarinete, saxo, violín, violonchelo y piano. El disco se completa con Círculos y Homenaje a Román Alís, también obras de cámara que si bien no las estrenamos nosotros si forman ya parte de nuestro repertorio. 

La música de Enrique Muñoz cobra mucha fuerza en nuestro grupo y es un compositor que sabe exprimir muy bien el lenguaje y la sonoridad del saxofón con su escritura. Según nos cuenta en el propio CD es un instrumento que vivió con intensidad y  mucha proximidad en su niñez y no en vano su obra saxofonística es muy extensa, todo no  ha cabido en este disco y aun daría casi para otro CD. Pero sí estamos muy satisfechos con el resultado , tanto porque  amamos  la música que hay en este disco, como por el resultado sonoro del mismo e incluso por las dificultades superadas porque algunas partes de la escritura instrumental de Enrique son extremadamente difíciles. Enrique Muñoz está en su plena madurez compositiva, es un autor  aclamado en estos momentos y estamos muy satisfechos que su actual proyecto personal para mostrar su música, haya sido con el Sax-Ensemble, y editado con el sello Canticum que es el sello de nuestra Fundación.

SaxRules: ¿Próximos proyectos?

Francisco Martínez: 2017 será un año intenso para nosotros, por supuesto que hay alguna gira por el extranjero como otros colegas, pero el esfuerzo se centrara en el 30 aniversario del Sax-Ensemble y ya tenemos muchos proyectos previstos para el próximo año, y el objetivo será  organizar una programación que sea completa, variada y con calidad artística. Hay muchísimos estrenos previstos y acabaremos el año cerca de los 200 estrenos por nuestro grupo (sumando los ya realizados claro). Esta programación se completara con el ciclo que comenzamos el año pasado en el Colegio de Arquitectos de Madrid con grupos invitados de la talla del Zahir Ensemble, Musicalis,  Grupo Siglo XX, Juanjo Guillem o Julián Elvira y que en 2017 contará con otro escenario y con nuevos artistas invitados. Por supuesto el broche será Oporto 2017 donde entre otros proyectos tenemos previsto un estreno de César Camarero.

SaxRules: Sueña y pide un deseo como profesional de la música.

Francisco Martínez: Que la música clásica no sea la cenicienta de las artes, que la sociedad comprenda la importancia que tiene para ella la música, la cultura y todas las artes. En resumen que los políticos comprendan que al igual que hace la arqueología actual, los arqueólogos del futuro medirán nuestra sociedad y nuestra cultura por el arte que seamos capaces de legar a nuestros descendientes. Si es cierto que precisamente no creo que sean ni los CDs ni los DVDs los que muestren la música actual dentro de 300 años y que la música no es de las artes que mejor se conservan con el paso de los años. En cambio es quizá el arte que más vivimos,  que más está presente en nuestra sociedad actual, en nuestras casas, en nuestro trabajo, en el restaurante, en la calle,  en el cine, en el teatro, en la danza, en nuestro baile y es entre las artes, la que más congrega a las masas en un mismo espacio.

La verdad es que solo nos supera el deporte y lo que deseo es que al igual que le deporte se ha configurado como el método para competir entre países sin tirarnos bombas, la música se configure en el arte que sea capaz de hermanar culturas, y creo que así ya  lo hace en lo  que llamamos  cultura occidental.

Quizás cuando otras culturas comprendan la importancia del deporte y la música para la convivencia entre los hombres y  expresar los mejores valores de  la raza humana, tendremos menos guerras y el mundo será mejor del que tenemos ahora.  Un abrazo a todos.

SaxRules: Muchas gracias Francisco.

Notas:

  1. En realidad mi primer trabajo fue el de profesor de música del Colegio Cristo de la Paz en San Juan. A lo mejor algo tuvo que ver eso en mi acula labor en la Universidad Autónoma de Madrid.
  2. Recibí más de 200 horas lectivas de mi insigne profesor, fue de quien más aprendí sin olvidarme de Joaquín Chicano, Pepe Aparicio, Pedro Iturralde, Jaime Belda y Serge Bichon.

  3. Dos compañeros de ese cuarteto José Manuel Zaragoza y yo mismo fundamos el Sax-Ensemble. No quiero olvidar a mis otros dos compañeros del cuarteto: Israel Mira y Javier de la Vega a los que siempre he admirado y he mantenido muy buena relación.

  4. La comisión organizadora la formaba Israel Mira, José Manuel Zaragoza y yo mismo.

  5. Tengo un grato recuerdo de ese viaje y otros de nuestro compañero Juan Carlos Blasco y de anécdotas buenísimas que aquí no se podrían contar.