Entrevista a Pedro Pablo Cámara.

 

El recientemente nombrado “Artista de la Casa Selmer París“, Pedro Pablo Cámara acaba  de sacar a la venta su último disco con orquesta “Concertino da Camera” y vamos a intentar aprovechar este momento dulce para hacerle una entrevista.

Este músico nacido en Villanueva de Alcardete (Toledo) ha estudiado con profesores como Vicente Toldos, Markus Weiss y es claramente influenciado e inspirado musicalmente por el fagotista Sergio Azzolini y el pianista Claudio Martínez Mehner.

Ganador de múltiples concursos Pedro Pablo es un saxofonista incansable. Lleva múltiples proyectos adelante entre los que destacan Tamgram, Artsound Saxophone Quartet, Opera lab Berlin, Ivory & reed, Neophon ensemble y los compatibiliza con una faceta docente que se reparte entre la Escuela Internacional de música de Basel y el Centro de estudios superiores Katarina Gurska de Madrid.

Entrevista:

SaxRules: Háblanos de tu experiencia docente en la escuela internacional y en el centro de estudios superiores Katarina Gurska.

Pedro Pablo: Sinceramente me considero un afortunado de mi trabajo, ya que me encanta la pedagogía y tengo la suerte de trabajar en centros muy diferentes pero que fomentan la vida artística del músico, ante todo saben que necesitamos cierta flexibilidad para tener una vida musical activa y rica. La ICMS de Basilea, donde ya llevo trabajando tres años, es una escuela abierta a todos los niveles y edades, donde el profesor puede elegir dónde y cuándo impartir sus clases, es un sistema bastante libre de enseñanza, en el que además la mayor parte del alumnado es procedente de otros países, lo cual propicia un ambiente multicultural muy rico. En mi caso cuento con alumnos procedentes de varios países, Alemania, Inglaterra, México y Suiza, algo que te obliga a estar en contacto directo con diferentes idiomas, lo cual me interesa bastante y me ha enseñado mucho.

Por lo que respecta al CSKG de Madrid, se trata de un centro totalmente diferente, un centro que busca el más alto nivel, que apuesta por ofrecer una alternativa de calidad a nivel internacional en Madrid, a diferencia de la ICMS el alumnado realiza estudios superiores y de máster, lo cual hace que tengas que estar totalmente al día para ofrecer lo que necesitan esos estudiantes que han depositado toda su confianza en ti, es realmente exigente, pero es una exigencia que me encanta, ya que me hace buscar y aprender cada día durante el estudio.

Justamente estos días estamos terminando lo que ha sido mi primer curso en esta escuela, y la verdad, me encuentro muy satisfecho con el trabajo realizado durante este año, por parte de mis alumnos y por parte del centro. Cuando comencé a formar parte el pasado agosto de esta escuela, era consciente de lo complicado que sería arrancar, en especial cuando el curso estaba ya prácticamente a punto de empezar, más bien pensé que no podría ser posible hasta el curso 2016-2017, pero sorprendentemente hubo una buena acogida y pudimos comenzar, lo cual me interesaba bastante, para que el curso que entra en septiembre ya no fuese de inicio sino de continuación.

Para ello fue muy importante desde el principio recibir toda la confianza desde la dirección para poder realizar mi proyecto, el cual era ofrecer una educación lo más completa posible, donde el estudiante no sólo recibiese una amplia formación saxofonística, sino también en otras áreas, mostrarles un poco cual es mi camino y mi experiencia ya desde sus estudios. Mi objetivo como docente es que cada estudiante entienda la música que interpreta, que amplíe su mirada hacia la MÚSICA, que adquiera las herramientas para disfrutar, aprender e investigar en ella. Durante mi carrera tuve la sensación de que no pude descubrir esa música a la que me refiero y tuve que hacerlo hace poco y por músicos de otros instrumentos. Pienso y es de hecho es una de mis metas, que los alumnos desde el primer curso de Superior comiencen a descubrir esas pistas que la partitura encierra, para más tarde enfrentarse a nuevas incógnitas. Para ello necesitaba que asignaturas como la música de cámara no solo fuese cuarteto de saxofones, que también, sino con otros instrumentos, ya que se necesita tener contacto con otros instrumentistas y otros profesores de otras especialidades. Uno de los aspectos que más me gustan en esta escuela es la calidad de esos compañeros, profesores que ofrecen una valiosa formación a mis alumnos en otras facetas, como armonía y análisis, fundamental para complementar las clases de saxofón. Otro aspecto importante en el que tengo el placer de trabajar es en que la asignatura de pianista acompañante deje de ser acompañante, trabajando codo con codo con el profesor de piano para que la visión de las obras sean puramente cámara y las versiones engendradas entre el alumno y el pianista. Otra área muy valiosa en la que hemos trabajado durante el año es el ensemble, ya que el centro dispone de un buen abanico de conciertos que podemos celebrar a lo largo del año en diversos festivales y centros culturales.

Estoy muy ilusionado con el curso que viene, después de realizar las pruebas de acceso de máster y superior, pienso que va a ser un gran grupo en el nivel musical y también en el personal, lo cual es fundamental.

SaxRules: Cuéntanos cómo haces posible compaginar tu trabajo en ambos centros.

Pedro Pablo: La verdad que cuando surgió la posibilidad de enseñar también en Madrid, mi primera pregunta fue, ¿podré realmente atender ambos sitios y mantener mi actividad de estudio y conciertos al mismo nivel? Después de un año puedo decir que es posible. Si que es verdad que he tenido que escoger y hacer menos cantidad de conciertos, intentando hacer los que me despiertan más interés. Es posible porque ambos centros ofrecen esa flexibilidad y son conscientes de esta necesidad. Por otro lado para que sea posible se necesita una muy buena organización y aprovechar los viajes para estudiar sin instrumento, analizar, escuchar, leer.. Ha sido un año muy intenso, al margen de la enseñanza, más de 40 vuelos entre clases y conciertos, grabación de un CD muy exigente, conciertos con programas realmente comprometidos, estrenos, clases con Sergio Azzolini, cursos y ensayos, pero pienso que todo se complementa y te da herramientas para hacer mejor tu trabajo. La docencia enseña mucho, percibes desde fuera y entiendes aspectos musicales y técnicos que no habías percibido, es un aprendizaje continuo, también en niveles pedagógicos, pero para una buena enseñanza es fundamental una vida musical rica. Me gusta dar clase y no me importa este pequeño sacrificio de vivir entre dos países, pero por encima de todo necesito disfrutar haciendo música, es algo que mis alumnos saben, la pedagogía me encanta pero no es mi prioridad absoluta, pienso que tampoco sería bueno para ellos.

A veces, sientes una cierta inestabilidad, pero con el tiempo es como si tuvieses dos hogares, es como tu casa y un apartamento donde vas los fines de semana o algo así, cada uno tiene su rol, en mi caso es muy parecido a las características de cada ciudad, Basilea es descanso, tranquilidad, estudio y ensayos, Madrid es trabajo concentrado e intensivo.

SaxRules: En la actualidad tienes dos discos a la venta. Un disco que aún no he escuchado pero que tengo pendiente “… con alcune lizence” del dúo Ivory&reed, y otro de Artsound Saxophone Quartet llamado Capriccio. Háblanos de tu último CD con orquesta. (Cómo surgió todo) y cuándo saldrá a la venta.

Pedro Pablo: Pues este nuevo CD que lo hemos llamado “Concertino da Camera” sale este mismo mes de junio, prácticamente en unos días, estamos a la espera de que la imprenta lo mande a España. Todo surgió de una reunión con Paco Moya, productor de IBS Classical, habíamos quedado para hablar sobre el resultado de “…con alcune licenze” y para pensar en próximos proyectos. Tenemos un proyecto de largo recorrido, que incluye prácticamente un CD por año, teníamos claro que después de “…con alcune licenze” que era un Cd de presentación, sólido con un buen repertorio que alternaba original y adaptación, debíamos apostar por un proyecto original de calidad, elegir los conciertos más interesantes de nuestro repertorio y hacer una grabación junto a grandes músicos (sin director). Esto fue ya hace un año, era el momento propicio, mi experiencia en Basilea y en diversos festivales me había ofrecido conocer a grandes músicos, con los que había establecido una buena relación en todos los aspectos, músicos que habían recibido una formación excelente y que pretenden llevar la música siempre al máximo nivel. Las obras escogidas fueron las muy conocidas obras dedicadas al saxo de Glazunov, Ibert, Caplet y Villa-Lobos (en el tono original). La verdad que el trabajo y la investigación que han realizado estos músicos sobre este repertorio ha sido impresionante, se lo han tomado como si de su repertorio personal se tratara, logrando que surgiese todo lo mejor que existe dentro de estas obras, que es mucho, son grandes textos, que no siempre han sido tratados desde ese nivel de estudio, éste fue el motivo más importante para decantarnos por este proyecto. Creo que el oyente va a poder disfrutar de unas versiones muy personales, es un trabajo tratado con mucho detalle y profundidad.

SaxRules: Háblanos de tus próximos proyectos.

Pedro Pablo: Continuando con el hilo de las grabaciones, ya estamos trabajando en los próximos proyectos, la verdad que las grabaciones exigen una cantidad de estudio, investigación, organización, … enorme, requieren de una planificación anterior muy grande. El próximo CD que grabaremos en 2017 será de nuevo junto a la pianista Camilla Köhnken, donde incluiremos cuatro adaptaciones de obras que tienen en común un aspecto sensible de la música, en relación con el movimiento Empfindsamkeit con sonatas de C.P.E. Bach, Schubert, Schumann y Mozart; y por otro lado, para 2018 el que es mi proyecto más arriesgado, ambicioso y a la vez complicado en cuanto a estudio de nuevo con la orquesta “I Musici di Basilea“, del cual prefiero no desvelar aún más detalles, es un proyecto que mantiene una gran pasión continua dentro de mi.

En cuanto a la creación actual, en septiembre presentaremos una obra para saxofonista con electrónica y vídeo de la Serie “Between me and myself” de Andreas Eduardo Franck. En el mes de octubre participaré en el Festival Cervantino en México con Tamgram Trio, donde también hacemos dos estrenos nuevos y volvemos a interpretar las obras que hemos ido presentando en este útlimo año, de Abel Paul y Camilo Méndez. En el mismo mes de octubre volvemos a hacer varias representaciones de “The sales of deadman” de Evan Gardner en Berlin con OperaLab. Para estos meses tengo previsto también realizar cursos en las universidades de música de Graz, Munich y Berlin.

SaxRules: ¿Cuál es tu Set-up?

Pedro Pablo:

Saxo soprano selmer Serie III, boquilla Selmer Concept, caña Vandoren 3 1/2
Saxo alto selmer Serie II, boquilla Nick LM1, caña Légère 3 1/2
Saxo tenor selmer Serie II, boquilla Selmer Larry Teal, caña Vandoren 3 1/2
Saxo barítono selmer super action, boquilla Selmer E, caña Légère 3 1/2

SaxRules: Vemos que no paras ¿En tu agenda para este verano tienes previsto descansar?

Pedro Pablo: Jaja, por supuesto, tengo practicamente todo el mes de agosto marcado en rojo para disfrutar de esas cosas que durante el año no podemos hacer. Pero antes tengo previstas varias citas, el próximo día 1 de julio participo en un concierto junto a mis alumnos en el Festival Las Noches del Real Sitio de La Granja de San Ildefonso, donde al margen de dirigir el grupo tocaré con ellos el Concierto en re menor de Marcello y la Tempesta di Mare de Antonio Vivaldi. El resto son en relación con la docencia, tres cursos en Madrid, Zaragoza y Burgos. El primero es del 4 al 7 de julio dentro de los cursos de perfeccionamiento del CSKG de Madrid con mis compañeros de cuarteto, Art Sound Quartet, después en Magallón, estaré haciendo la master class de saxofón durante los días 22 y 23 dentro del Encuentro Jóvenes Músicos Villa de Magallón, para finalizar entre el 25 y el 30 del mismo mes estaré en el Campus Musicacyl en Melgar de Fernamental, Burgos.

SaxRules: Sueña y pide un deseo para tí como profesional de la música.

Pedro Pablo: Ya sabes que mi formación ha buscado siempre ser lo más global posible, aprendiendo y buscando influencias de los mejores músicos, muy a menudo he sentido que nuestra educación, en parte quizá por nuestro acotado repertorio, carece del nivel que existe en instrumentos como el piano o el cello. Mi mayor deseo es descubrir con el saxo el conocimiento de la música que he visto y experimentado con estos músicos, los cuales me han marcado tanto y así ofrecer una perspectiva más amplia de la música con el saxofón.

SaxRules: Muchísimas gracias Pedro.