Entrevista a Tere Gómez

14882394_10154170027628315_2623763100069176624_o

Hoy vamos a entrevistar a una saxofonista de Badalona (Barcelona) que se inicia en la música en la banda de su ciudad natal para posteriormente ingresar en el Conservatorio Municipal donde estudia con Carlos Vecino.

Ingresa en la ESMuC donde cursa el grado superior de saxofón en la especialidad de música clásica y contemporánea y posteriormente realiza un año de Formación Continuada (especialización) en la misma institución. Ambos estudios bajo la tutela de Nacho Gascón.

Posteriormente realiza un Ciclo de Perfeccionamiento de Saxofón y Música de Cámara con Marie-Bernadette Charrier en el Conservatoire Jacques Thibaud. (Burdeos, Francia.)

Comprometida con la música de nueva creación ha estrenado obras de: Javier Quislant, Daniel Fígols, Octavi Rumbau, Agustí Charles, Luis Codera, Raquel García, Pedro Álvarez, Carles de Castellarnau, Manuel Rodríguez, Germán Alonso, Marc García Vitoria, Isabel Benito, Mikel Chamizo, Javier Majluf, Laura Casaponsa, Pablo Carrascosa, Nuño Hernández, entre otros.

Colabora ocasionalmente con la Orquesta del Teatro Liceo de Barcelona y con la Orquesta Sinfónica de Barcelona.

Es miembro fundador del magnífico proyecto CrossingLines Ensemble, con el que últimamente ha realizado conciertos en l’Auditori de Barcelona (Futurs Globals, Sampler Series), ciclo OUT.SIDE, Arts Santa Mònica, Fundación Miró, Museo Reina Sofia, Fundacion BBVA entre otros.

Actualmente trabaja como profesora de saxofón en la Escuela Creu Alta de Sabadell y está cursando estudios sobre pedagogía y reeducación de la motricidad en instrumentos de viento, con el trompetista y pedagogo Jordi Albert.

Hoy entrevistamos a Teresa Gómez:

SaxRules: Tere, haz balance de tu trabajo en la ESMuc y en Bordeaux.

T.G: Pues lo primero que me viene a la cabeza es que fueron dos etapas muy distintas, pero las dos maravillosas.

Mi profesor de grado medio, Carlos Vecino, me dio una formación a partes iguales entre música clásica y música moderna. Así que mi grado medio consistió en descubrir muchísima música; me abrió la mente a diferentes géneros musicales, preparé repertorio de clásico, claro, pero al mismo tiempo tocaba en combos, me inicié en la improvisación, hacía pequeñas transcripciones, y me asomaba por las jam sessions de la Escuela de Música Moderna de mi ciudad. Al mismo tiempo estudié oboe. Esa formación básica de moderno me ha venido bien posteriormente. Mi principal dilema antes de ingresar al grado superior fue qué elegir, y al final me decanté por el clásico.

El nivel de grado medio de hace diez años, al menos por aquí en la zona donde vivo, es bien distinto al nivel que hay ahora. Habrá trabajo que hacer aún, si, pero tengo la sensación de que ahora la gente entra al superior más preparada y más encarrilada al estilo de música que hará.

En la ESMUC enseguida me di cuenta de que tenía que aprovechar esa oportunidad, tuve la suerte de tener como profesor a Nacho Gascón, el primer profesor especialista en saxo clásico con el que estudié. Fue un magnífico y paciente pedagogo conmigo. Sabe sacar lo mejor de cada alumno. Él me hizo ‘despertar’ en cuanto al saxofón clásico se refiere; repertorio, estilos, sonoridad, intérpretes, a ir creando mi propio criterio, y aprender a investigar y a buscar. Vamos, lo que es tomar conciencia de qué es estar estudiando en un Grado Superior. Enseguida entendí que me tenía que poner las pilas, tuve que trabajar duro. Al principio muchos cambios y luego, cuando empecé a estar un poco preparada, empecé a echar un vistazo afuera e ir a cursos, conocer a más saxofonistas, y trabajar en cuarteto, que es de las cosas que más me gusta.

10157214_10205225785861678_1896679966300794894_n.jpg
Nacho Gascón, Nahikari Oloriz, Tere Gómez y Daniel Miguel.

Viví muy bonitas experiencias con el cuarteto de entonces, Sax-Sons; con Gemma Torralbo, Bru Maymó y Pau Sanchis, que nos hizo crecer a todos como músicos.

Quartet-Sax-sons_imagelarge.jpg
Sax-sons Quartet

Cuatro años se me hicieron cortos, empezaba a trabajar con compañeros de composición de mi quinta, a asistir a masterclasses de otros instrumentos, cada vez sentía más curiosidad por la música contemporánea. Se empezó a formar CrossingLines Ensemble, y decidí hacer un año más. Prepararme mejor para lo que quería hacer después, seguir. Veía mucho nivel allá donde iba. No tenía claro dónde iría pero cada vez me gustaba más tocar.

El año antes de entrar a Burdeos con Maribé lo dediqué a hacer clases con todos los profesores que pude. Ese año conocí a Maribé y a Rodrigo Vila, gracias a él, y a los alumnos de su aula de saxo de aquel entonces, que me ayudaron desinteresadamente, me acabé de decidir. Aprendí muchísimo, había un nivel increíble y un gran compañerismo en el aula. Siempre les estaré agradecida.

Burdeos para mí fue aprendizaje de toda clase; como me tenía que costear en gran parte mis estudios en Francia me espabilé, en tres meses ya me podía comunicar en francés y me puse a trabajar. El aprendizaje con Maribé ya empezó aquí, ella me ayudó a encontrar trabajo y me hizo entender enseguida eso de que si quieres, puedes, pero a todos los niveles. Su capacidad de trabajo no conoce límites. Un día, lloriqueándole sobre mi situación económica, me dijo algo así como: “Tú te quedas aquí a estudiar aunque tengas que comer sólo zanahorias durante todo el año!’, jajaja. Toda la razón, y menos mal que me quedé.

625920
Conservatorio de Burdeos

El trabajo que se lleva a cabo en el aula de saxo de Burdeos es intenso, en grupo, mucho repertorio, música de cámara, colectivas con pianista, técnica, masterclasses, mucho de todo. He de decir que fue toda una experiencia poder trabajar las obras de repertorio con una pianista de la calidad de Hilomi Sakaguchi. Nunca pude experimentar eso de tener suficientes ensayos con un pianista para preparar las obras hasta entonces, fue un trabajo valioso para mí, y también la ayuda que nos ofrecía Christophe Havel para sabernos desenvolver mínimamente al preparar una obra con electro. Con Maribé afiancé más la técnica de mi instrumento, me enseñó a ser autónoma preparando repertorio, a pensar y a tomar responsabilidades como una profesional, a prepararme para la vida real. Y mis compañeros, los otros ‘maestros’ con los que aprendí, me llevé su ejemplo también, de ahí salieron bonitas amistades: Álvaro Collao, Andrés Castellani, Lidia Muñoz, Sara Zazo, Maxime Le Minter, Joseph Lallo, Joshua y Winnie, por nombrar algunos.

bordeaux
Clase de Saxofón de Marie-Bernardette Charrier

SaxRules: Háblanos de tu proyecto CrossingLines Ensemble.

T.G: CrossingLines se gestó en Esmuc, todos estudiamos allí. Algunos empezamos a coincidir trabajando alguna obra por la escuela, compartíamos la curiosidad hacia la música nueva, y al final nos lanzamos a crear este grupo, el alma del cual es Luis Codera Puzo, director artístico hasta ahora, que es el que nos juntó, de alguna manera.

Él le ha dado la dirección y el perfil al grupo, que todos compartimos. Los instrumentos que lo forman son: piano, percusión, trombón, flauta, clarinete y saxo. Todos teníamos muchas ganas de formar parte de un grupo con un nivel de exigencia alto, de hacer música nueva, con implicación, y así empezó este proyecto, con mucha energía.

1599872_795184083829723_185713932_o
CrossingLines Ensemble

Como la formación es particular, no encontramos mucha música escrita anteriormente para esta instrumentación, y esto nos ha llevado a estar siempre muy en contacto con los compositores para crear repertorio nuevo. Cada vez que encargamos una obra, trabajamos todo lo que nos es posible con ellos. Nosotros les ofrecemos el tiempo de preparación personal, de ensayo, la actitud y la implicación que un compositor merece para que lo que suene sea la obra que tiene en la cabeza. Esto no ha sido nada fácil teniendo en cuenta que en ocasiones, hasta cinco de los siete integrantes no vivían en España, con sus respectivos trabajos-estudios; ahora sólo tres. El grupo imposible lo llamamos! Eso obliga a planificarnos a mucho tiempo vista.

Además de la parte artística, que ya de por sí es compleja, para organizar un ensemble hace falta repartir tareas, mucha organización, local de ensayo, ayudas, transporte, alquiler de instrumentos, producción…lo hemos ido aprendiendo con los años; hemos atravesado una crisis y va lento, pero va; aquí seguimos, estamos contentos porque estamos aportando nuestro grano de arena con la creación de obras nuevas, vemos que cada vez hay más público para esta música. En la temporada 2014-15, por segunda vez, recibimos el apoyo de la prestigiosa fundación Ernst von Siemens Musikstiftung. Como grupo, creemos que las intenciones y la implicación se acaban plasmando de alguna manera en el resultado. Cada concierto es diferente, es lo que tiene trabajar con estrenos: es experimental. Lo que ofrecemos al público es escuchar algo nuevo cada vez. Me siento muy afortunada de formar parte de este ensemble.

Esta temporada y la siguiente se presentan interesantes. Somos residentes en ‘Fabra & Coats, Fàbrica de Creació‘. Tenemos en primavera conciertos dentro del ciclo OUT.SIDE en colaboración con improvisadores de Discordian Records, en Junio haremos el proyecto ‘Trànsit‘, en la Fundación Miró de Barcelona (estrenaremos obras de Héctor Parra, Oliver Rappoport y Fabià Santcovsky), de cara al próximo otoño hay un proyecto dentro del ciclo Sampler Series de l’Auditori de Barcelona, en colaboración con los Neue Vocalsolisten de Stuttgart (estrenaremos obra de Michael Beil ), y esperamos que vayan saliendo más cosas.

Aquí está nuestra web: http://www.crossinglinesensemble.com/

Crossing Lines Ensemble en facebook: https://www.facebook.com/CrossingLines-ensemble-262288053785998/

SaxRules: Nombra a 5 personas que más te hayan influido a nivel musical/personal.

T.G: Cassiel Antón, trombonista, un ejemplo a seguir para mí como músico y persona,y con una capacidad de superación sorprendente. Juani Palop, la admiro mucho como saxofonista y con ella comparto una bonita amistad. Nacho Gascón y Marie-Bernadette Charrier, mis principales maestros, por el ejemplo que me han dado a nivel musical y personal, y los principios que me han transmitido. Arno Bornkamp, es un saxofonista que me encanta, y con el saxo tenor.. pues madre mía.

1270595_506980799389696_467686139_o.jpg
Arno Bornkamp, Javier Alloza, Juani Palop, Tere Gómez y Santiago Báez.

SaxRules: Set-up.

T.G:

-Soprano Selmer Serie III, tudel de plata, boquilla Vandoren S15, cañas del 3 Vandoren Tradicional.

-Alto Selmer Serie III, boquilla AL3 y A27, cañas de 3 1/2 y 3 Vandoren Tradicional.

-Tenor Selmer Mark VII, boquilla T20, cañas 3 1/2 Vandoren Tradicional.

SaxRules: Tu momento musical más dulce

T.G: Es difícil concretar uno…la sensación de la primera vez que toqué un solo en orquesta fue un viaje, el Bolero; escuchando a mis compañeros de CrossingLines un concierto en el que no tocaba yo, escuchando este verano a Berlage Saxophone Quartet, y muchos momentos tocando en cuarteto. El más reciente: la pasada primavera, el primer ensayo con mi nuevo cuarteto de saxos, sólo conocía a Juani, y sólo recordarlo se me pone la piel de gallina, ahí pasaron muchas cosas.

posible-foto-bonita-presentacion-entrevista

SaxRules: Futuros proyectos.

T.G: Como saxofonista me ha gustado especializarme en repertorio de cámara, no tanto en el perfil solista, así que siempre he ido a por lo que más me gusta, tocar en grupo. También irme especializando con el saxo tenor.

Uno de los proyectos que me hace más ilusión ahora es que estoy montando un cuarteto junto con Juani Palop (Banda Municipal Bcn), Samuel Sánchez (de Seiklus Ensemble) y Daniel Cercós (actual alumno Esmuc): Dalí Saxophone Quartet. Hace sólo medio año que estamos trabajando, no tenemos prisa, la intención es hacer un proyecto sólido.

Otro proyecto personal, este basado más en la pedagogía, es irme especializando en la reeducación de la motricidad en mi instrumento, para prevenir y solucionar problemas técnicos derivados de hábitos motrices poco saludables. Cuando uno es estudiante le dicen qué tiene que conseguir, cómo hacerlo, muchos conceptos mentales, pero pocas veces te hacen un seguimiento durante el camino de qué haces con tu cuerpo para conseguirlo,( postura, boca, brazos, dedos, espalda..) Con suerte lo harás de manera saludable, pero la mayoría de veces, alguna lesión nos llevamos de regalo. Creo que ahí los profesores y los músicos tenemos un tema pendiente, bueno a mí me parece importante, y ahí voy. Para eso estoy estudiando una serie de Módulos de Pedagogía con Jordi Albert, que es especialista en reeducación motriz, sobretodo en casos como la distonía focal. La labor que está haciendo me parece extraordinaria. He visto gente volver a tocar después de muchos años. Actualmente estoy cursando el Módulo III sobre embocadura, y al mismo tiempo tomando clases de saxo con él (hay que probar todo en uno mismo antes de aplicar nada a los demás) He conseguido curarme un quiste sinovial en la muñeca y estoy corrigiendo poco a poco hábitos que tenía arraigados y que son caldo de cultivo de lesiones futuras.

16300219_10154444854863315_2352756093953788731_o.jpg
Alumnos del Módulo de Pedagogía de Jordi Albert.

SaxRules: Sueña y pide un deseo como músico

T.G: Mantenerme a lo largo de mi carrera siempre con la mente abierta y motivada, poder transmitir siempre algo en cada concierto y ser una buena profesora de saxo a todos los niveles.

SaxRules: Muchísimas gracias Tere.